Enlaces para accesibilidad

Sonda busca nuevos horizontes en Plutón

  • Voz de América - Redacción

New Horizons está tan lejos de la Tierra, que un comando tarda aproximadamente cuatro horas y media para llegar a la sonda y varias horas más para que la confirmación vuelva al control de la misión.

New Horizons está tan lejos de la Tierra, que un comando tarda aproximadamente cuatro horas y media para llegar a la sonda y varias horas más para que la confirmación vuelva al control de la misión.

Este fin de semana una sonda de la NASA se despertará para empezar su aproximación al planeta enano, en el fin del sistema solar.

Este sábado, la nave espacial estadounidense New Horizons se “despertará” en preparación para un encuentro de seis meses con el planeta Plutón, en el borde exterior del sistema solar.

La sonda de la NASA New Horizons, lanzada en enero de 2006, se encuentra en la recta final de su misión al pequeño y congelado planeta rocoso en el extremo lejano del sistema solar.

A unos 4,8 mil millones de kilómetros de la Tierra, la nave ha pasado dos tercios de su viaje hibernando para preservar la instrumentación que se utilizará para estudiar de cerca a Plutón durante un breve vuelo de 22 horas el próximo año.

En algún momento este sábado por la tarde, la sonda despertará.

El ciclo de sueño y vigilia ha sido una característica regular de la misión, según Alice Bowman, gerente de operaciones de la misión New Horizons en el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins en Maryland.

"Esta es la 18 hibernación que hemos tenido en la nave espacial desde su lanzamiento. Sé que nada en exploración espacial es rutina, pero para nosotros, poner la nave en hibernación y luego tener que despertarla como estaba previsto es algo rutinario", dijo.

New Horizons está tan lejos de la Tierra, que un comando tarda aproximadamente cuatro horas y media para llegar a la sonda y varias horas más para que la confirmación vuelva al control de la misión.

Por ello, Bowman y los otros científicos de New Horizons no sabrán a ciencia cierta hasta la noche si la sonda espacial salió de su letargo en su totalidad.

New Horizons tardó nueve horas en llegar a la Luna, a una distancia que las misiones lunares tripuladas tomaban tres días para cubrir, y tras pasar por Júpiter llegó a trasladarse a unos 22 kilómetros por segundo.

A bordo del vuelo monitores de ordenador velan por el mantenimiento de la nave espacial, enviando de vuelta un informe de estado semanal. Además, tres instrumentos a bordo han estado recogiendo datos en el camino en forma pasiva, información que se descargará a la Tierra una vez que New Horizons se despierte.

En ese momento, la nave estará situado a uno 260 millones de kilómetros de Plutón.

La temperatura en la roca de hielo se estima en menos 229 grados Celsius, lo que significa que su atmósfera, si la tiene, estará congelada.

Eventualmente, científicos como Bowman esperan que Plutón se desplace tan lejos del sol que su atmósfera colapsará sobre sí misma.

"Creo que todo el mundo está empezando a darse cuenta de que Plutón y objetos como esos son más la norma en nuestro sistema solar que los planetas rocosos y los gigantes de gas con los que estamos tan familiarizados”, dijo.

El primer encuentro de Nuevos Horizontes con Plutón, que está 30 veces más lejos del Sol que la Tierra, está programado para comenzar el 15 de enero de 2015. El vuelo de aproximación durará poco más de 20 horas, a partir del 14 de julio. La sonda también aplicará sus instrumentos a Caronte, la luna grande de Plutón.

Después de eso, los científicos planean usar los propulsores restantes de New Horizons para guiarla hacia el cinturón de Kuiper, una región del espacio más allá de los planetas de nuestro sistema solar, para una mayor exploración.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG