Enlaces para accesibilidad

Netanyahu: "Este acuerdo es muy malo"

  • Voz de América - Redacción

El primer ministro israelí pide al Congreso estadounidense que se aguanten hasta conseguir un mejor acuerdo que no permita que Irán se arme nuclearmente cuando este expire en diez años.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, instó a Estados Unidos a “no apostar la seguridad del mundo” con un acuerdo nuclear con Irán porque Teherán nunca cambiará para mejorar.

En su esperado discurso ante una reunión conjunta del Congreso, Netanyahu primero agradeció al presidente Barack Obama por lo que ha hecho por Israel, pero luego criticó el acuerdo que busca con Irán, calificando como un “mal acuerdo”.

El primer ministro matizó señalando que la alternativa al mismo no es necesariamente la guerra como ha insinuado Obama, sino un acuerdo “mucho mejor… que no deje a Irán con una vasta infraestructura nuclear intacta, que no levante las restricciones hasta que termine la agresión iraní... hasta que haya un acuerdo que, aunque no nos guste (a los israelíes), podamos –literalmente—vivir con él”.

Su argumento lo basó en que la propuesta actual incluye dos concesiones básicas a Irán: que mantendrá sus instalaciones nucleares y que solo tiene que esperar una década para poder volver a producir material que podría utilizarse para desarrollar bombas nucleares.

“Por eso es que este acuerdo es tan malo. Irán no cambiará para mejorar después del acuerdo. Solo cambiará el Medio Oriente para peor… no será un adiós a las armas, será un adiós al control de armas”, exclamó.

Dijo que Irán representa un peligro serio “no solo para Israel, sino también para todo el mundo”, y añadió que en lugar de que suceda lo que muchos esperan, que Irán se una a la comunidad de naciones, “Irán está doblegando a las naciones… apoyando el terrorismo global”.

“Debemos mantenernos juntos para detener a Irán”, resaltó.

“Si las potencias no están dispuestas a exigir que cambie de comportamiento –incluyendo que pare de amenazar con aniquilar a Israel– no deberían levantar ninguna restricción… Si quieren ser tratados como un país normal, que actúen como un país normal”, remarcó.

Netanyahu terminó diciendo que el pueblo judío no esperará a que se dé un nuevo genocidio.

“El pueblo judío puede defenderse a sí mismo –dijo. Pero no estaremos solos. Yo sé que Estados Unidos acompaña a Israel, y que ustedes nos acompañan a nosotros”, señaló.

El presidente Barack Obama dijo que no vió el discurso, y si bien reiteró que los lazos entre EE.UU. e Israel son "inquebrantables", dijo que Netanyahu no ofreció nada nuevo ni entregó alternativas al acuerdo para prevenir que Teherán desarrolle una arma atómica.

"He dicho repetidas veces que prefiero no tener un acuerdo a un mal acuerdo, pero si tenemos éxito en las negociaciones (...) éste será el mejor acuerdo posible para prevenir que Irán obtenga una bomba atómica", dijo Obama.

El primer ministro fue interrumpido varias veces con ovaciones de pie y si bien, algunos legisladores demócratas decidieron boicoter el discurso, el liderazgo demócrata –los líderes de las minorías en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y del Senado, Harry Reid–sí estuvieron presentes.

Posteriormente, Pelosi calificó el discurso como un "insulto a la inteligencia de los estadounidenses".

"He estado al borde de las lágrimas durante todo el discurso del primer ministro, entristecida por el insulto a la inteligencia de Estados Unidos como parte del Grupo 5+1, y entristecida por la condescendencia hacia el conocimiento de la amenaza planteada por Irán y nuestro compromiso para la prevención de la proliferación nuclear", agregó Pelosi.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG