Enlaces para accesibilidad

Netanyahu: "Quiero creer, pero no puedo"


El primer ministro israelí Banjamin Netanyahu se dirige al pleno de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El primer ministro israelí Banjamin Netanyahu se dirige al pleno de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El primer ministro israelí advierte a Occidente no creer al nuevo presidente iraní Hassan Rouhani y a no levantar las sanciones hasta que haya un compromiso completo y verificable.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu dijo en la Asamblea General de la ONU, que “quisiera creer en (el presidente iraní Hassan) Rouhani, pero no puedo”.

Netanyahou respondió así a las intenciones de acercamiento de Irán a los países occidentales, subrayadas en su discurso ante Naciones Unidas la semana pasada, en las entrevistas que concedió a medios estadounidenses y en la conversación telefónica que sostuvo el viernes con el presidente Barack Obama.

“Sonreir nunca hace daño”, sentenció Netanyahu, criticando y desconfiando de la manera amigable en que aparece el nuevo presidente iraní, advirtiendo que Rouhani “piensa que se puede salir con la suya, porque lo ha hecho antes”.

Agregó que la única diferencia entre Rouhani y su predecesor, Mahmoud Ahmadinejad, es que “Ahmadinejad era un lobo disfrazado de lobo, y Rouhani es un lobo disfrazado de oveja”.

Netanyahu descartó que Irán tenga intenciones pacíficas con su programa nuclear, creyendo en cambio que el régimen está construyendo armas nucleares, por lo que urgió a la comunidad internacional a mantener la presión.

"Israel no lo va a permitir que Irán construya una bomba nuclear. Si debemos actuar solos, así lo haremos", advirtió.

“Reagan dijo muy sabiamente ‘confíen pero verifiquen’. Pero con respecto a Irán se debe desconfiar, desmantelar y verificar”, añadió.

"Debemos ser firmes hoy", aconsejó, "para prevenir una guerra mañana".

“Estoy dispuesto a aceptar compromisos, pero no voy a comprometer la seguridad del estado judío”, terminó.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG