Enlaces para accesibilidad

Incertidumbre por posible aumento en tasas de interés


La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, tetifica ante la Comisión de Servicios Financieros del Congreso sobre política monetaria y el estado de la economía.

La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, tetifica ante la Comisión de Servicios Financieros del Congreso sobre política monetaria y el estado de la economía.

Hasta el reciente pánico en los mercados causado por China, muchos expertos esperaban que las tasas subieran en septiembre. Ahora, quién sabe.

A medida que las preocupaciones sobre la economía china comienzan a ceder, los mercados financieros han regresado su atención a la política monetaria estadounidense –específicamente hacia la anticipada subida de la tasa de interés parte de del banco central.

La Reserva Federal, también conocida como la “Fed”, ha mantenido las tasas de interés a niveles record desde 2008 para reducir el costo de los préstamos, aumentar el gasto y empujar el crecimiento económico.

Los bancos centrales usan las tasas de interés como una herramienta para estimular la economía cuando hay incertidumbre o para enfriarla cuando la inflación aumenta demasiado rápidamente. La última vez que la Fed subió las tasas fue en 2006.

Funcionarios de la Fed dieron a conocer sus intenciones de aumentar las tasas de interés a principios de este año, en la suposición de que la economía ya no necesitará tasas ultra bajas para cuando la recuperación se afiance en la segunda parte de este año.

El producto interno bruto en el segundo trimestre fue mejor que lo esperado al alcanzar un 3,7 por ciento y el desempleo en Estados Unidos ha llegado a 5,1 por ciento, el nivel más bajo en los últimos siete años y medio.

Hasta el reciente pánico en los mercados causado por China, muchos expertos esperaban que las tasas subieran en septiembre. Pero la nueva incertidumbre sobre el impacto de un crecimiento más lento alrededor del mundo ha enturbiado las aguas.

Economistas entrevistados por la Voz de América dicen queun aumento en los próximos días o en diciembre todavía es posible. Pero la Fed mantiene su silencio por ahora, prefiriendo dejar todas las puertas abiertas.

La estratega de los mercados, María Fiorini Ramírez, apunta que el silencio puede ser una buena apuesta, pero no es un concepto favorable para los mercados financieros que florecen en la certidumbre.

Fiorini dice que la Fed o debería decir “no vamos a hacer nada debido al débil crecimiento o por la razón que sea, o solo hacerlo y decir, así será por ahora”.

De cualquier manera, los expertos financieros anticipan una creciente volatilidad en los días antes de o después de que la Comisión de Mercados de la Fed concluya sus dos días de reunión que inician el 17 de septiembre.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG