Enlaces para accesibilidad

Boehner pide "tener una conversación"

  • Voz de América - Redacción

Boehner sostuvo que “la posición del presidente de que no va a sentarse a negociar hasta que nos rindamos no es aceptable".

Boehner sostuvo que “la posición del presidente de que no va a sentarse a negociar hasta que nos rindamos no es aceptable".

En el actual impasse, el diálogo es como se supone que se resuelven las cosas. Pero la pregunta parece ser si son las negociaciones la mejor forma para resolver la actual crisis fiscal en Estados Unidos.

“No vine aquí a cerrar el gobierno” afirmó el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, en su segunda comparecencia ante los medios de prensa durante el día.

A la vez, Boehner repitió una y otra vez que “es tiempo de que tengamos una conversación”, como mensaje al presidente Barack Obama y el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid.

Al hablar brevemente ante los medios al promediar la tarde en Washington en lo que fue una respuesta a los comentarios del presidente, Boehner coincidió con Obama “en que debemos pagar las deudas”, pero reclamó “hacer algo con el nivel de gasto” para aprobar el incremento del límite de la deuda.

“Esto no es sobre mi o sobre los republicanos, es sobre el futuro para nuestros hijos y nietos”, subrayó luego.

En cambio, Boehner sostuvo que “la posición del presidente de que no va a sentarse a negociar hasta que nos rindamos no es aceptable. No es como las cosas funcionan”, advirtió y recordó que “la Cámara de Representantes aprobó cuatro proyectos de ley y el senado los ha rechazado, por tanto es tiempo de que nos sentemos a conversar”.

Conversación

En una conferencia de prensa del liderazgo republicano, el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, aseguró que aunque prefiere “no trazar una línea en la arena” en lo que respecta a los recortes que pretenden, ya es tiempo de “resolver nuestras diferencias”.

“Yo quiero conversar”, dijo, recordando que “no ha habido ningún presidente que no haya negociado el límite de la deuda”.

El presidente Obama llamó por teléfono a Boehner minutos más tarde para repetir lo que le había dicho la semana pasada: “El presidente está dispuesto a negociar con los republicanos –una vez que las amenazas del cierre del gobierno y del techo de la deuda hayan sido retiradas”.

De acuerdo al acta de la conversación el presidente también “urgió a Boener a someter a votación en la Cámara de Representantes la medida aprobada por el Senado que reabriría el gobierno de inmediato” y una extensión del techo de la deuda que el Senado se propone aprobar este mismo martes.

Hasta ahora, Boehner se ha negado a permitir que la medida del Senado llegue al pleno de la Cámara a pesar de que los demócratas piensan que hay suficientes republicanos moderados que se les unirían para aprobarla.

Como resultado, los demócratas cuestionan la necesidad de negociar para terminar con el cierre del gobierno cuando en realidad, piensan ellos, ya hay una solución.

El Departamento del Tesoro afirmó que el límite actual de endeudamiento de $16,7 billones de dólares se agota el 17 de octubre, tras lo cual podría tener problemas en cumplir sus obligaciones financieras.

Mientras tanto el cierre parcial del gobierno de Estados Unidos ha entrado en su segunda semana y cientos de miles de trabajadores del gobierno siguen en licencia sin goce de sueldo, a la vez que muchos servicios importantes permanecen disponibles.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG