Enlaces para accesibilidad

Legisladores optimistas de alcanzar acuerdo

  • Voz de América - Redacción

El líder de la mayoría demócrata en el senado, Harry Reid, habla con la prensa tras reunirse con el líder de la minoría republicana, el senador Mitch McConnell este lunes.

El líder de la mayoría demócrata en el senado, Harry Reid, habla con la prensa tras reunirse con el líder de la minoría republicana, el senador Mitch McConnell este lunes.

Barack Obama y legisladores republicanos pospusieron las negociaciones para reabrir el gobierno y levantar el techo de la deuda, para que el diálogo continúe en el Congreso.

El presidente Barack Obama se reunirá en la tarde de este lunes con los líderes de ambos partidos en el Congreso, cuando todavía no hay un acuerdo sobre la reapertura del gobierno.

La reunión original que estaba pactada para después del mediodía, se realizará al final del día, mientras los líderes en el senado, el demócrata Harry reid y el republicano Mith MCConnell ajustan un posible acuerdo.

De visita en el centro de caridad y voluntariado sin fines de lucro, Martha’s Table (La mesa de Marta), el presidente Obama sostuvo que el “cierre del gobierno es completamente innecesario”, pero agregó que las conversaciones que sostiene con los republicanos son productivas.

“Los republicanos reconocen que no se puede conseguir todo lo que uno quiere a la vez (…) Eso es progreso”, dijo el mandatario, mientras se preparaba para colaborar con los voluntarios del centro de caridad, ubicado en Washington.

El mandatario insistió en que los congresistas deben reabrir el gobierno, pero también levantar el techo de la deuda ya que “dejar de pagar la deuda sería potencialmente catastrófico para el país”.

Cuando se cumplen 14 días de cierre parcial del gobierno y faltan solo tres días para la fecha límite en la que hay que aprobar el aumento del límite de la deuda, la Casa Blanca no confirmó cuándo tendrá lugar la reunión entre Obama y los líderes de la mayoría y la minoría del Senado, Harry Reid y Mitch McConnell; y los similares de la Cámara de Representantes, John Boehner y Nancy Pelosi.

La disputa se centra ahora en que los republicanos quieren mantener el nivel de gastos a los niveles actuales conseguidos después del "secuestro", lo cual significaría un presupuesto de $967 mil millones de dólares a partir del 15 de enero de 2014.

Para muchos demócratas esa cifra es demasiado baja y prefieren un presupuesto un poco más alto, de $1.058 billones de dólares.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG