Enlaces para accesibilidad

Republicanos renuncian a negociaciones

  • Voz de América - Redacción

John Boehner dijo que dejó las negociaciones en la Casa Blanca para iniciar conversaciones con el Senado.

John Boehner dijo que dejó las negociaciones en la Casa Blanca para iniciar conversaciones con el Senado.

John Boehner llamó a Obama para anunciarle la retirada de los republicanos de las negociaciones sobre el déficit del presupuesto nacional.

El presidente Barack Obama anunció desde la Casa Blanca que los republicanos se retiraron de las negociaciones para aumentar el techo de la deuda.

Visiblemente molesto Obama dijo a periodistas que el líder del partido Republicano John Boehner le llamó a eso de las 6:00 de la tarde para anunciar el cambio de planes.

Es por eso que "le dije al líder del congreso (Boehner) que los quiero aquí mañana a las 11:00 para que me expliquen cómo vamos a solucionar esto", sentenció Obama.

El presidente estadounidense dijo que no podía creer cómo el "Congreso puede ser tan irresponsable". "Hemos realizado grandes sacrificios. Nuestra propuesta es justa y balanceada, pero ellos no están dispuestos a sacrificar nada", argumentó.

"Incluso si la propuesta no es perfecta, (al continuar con las conversaciones) demostramos que esto es serio", dijo Obama quien además desafió al líder republicano Boehner diciendo que "si eres un líder tienes que liderar".

Boehner aseguró que tuvo que romper las negociaciones con la Casa Blanca debido a la falta de flexibilidad con el tema de aumentar los impuestos a los ricos del país, que propone Obama. Es por eso que "no continuaremos con las negociaciones en la Casa Blanca para iniciar un diálogo con el Senado".

“No creemos que sea justo aumentar los impuestos en medio de una crisis y no creemos que sea justo que la Casa Blanca no sea seria sobre un compromiso para reducir los gastos del gobierno”, argumentó Boehner, en conferencia de prensa, minutos más tarde a la del presidente Obama.

No obstante, el líder del Congreso sostuvo su confianza en lograr un acuerdo entre ambos partidos antes del dos de agosto (2011), fecha límite para aumentar el techo de la deuda de 14,3 billones de dólares.

El proyecto propuesto con apoyo republicano en la Cámara de Representantes elevaría el techo de la deuda a cambio de grandes recortes en el presupuesto federal. La ley también requeriría al Congreso aprobar una enmienda constitucional para un presupuesto federal equilibrado.

Sin embargo, el Senado, de mayoría demócrata, se opone con dureza a este proyecto y líderes demócratas criticaron al presidente Obama por transar con los republicanos a sus espaldas.

"Los demócratas echan humo por preacuerdo”, según título el periódico The Washington Post, en relación a un supuesto acuerdo que el mandatario habría establecido con el presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, John Boehner para realizar recortes drásticos en el presupuesto.

El legislador demócrata por Nevada, Harry Reid, preguntó: "Yo soy el líder mayoritario en el Senado. ¿Por qué no conocía de un acuerdo entre el presidente y un congresista republicano de Ohio?", informó la prensa estadounidense.

Sin embargo, las versiones son cruzadas y los voceros de Obama y Boehner negaron que haya habido un avance en las conversaciones.

“Ambos partidos tienen la responsabilidad de solucionarlo”, dijo Obama este viernes 22 de julio durante una reunión pública en la Universidad de Maryland, a las afueras de Washington D.C.

“(…) Incluso estoy dispuesto a recortar algunos programas con los que estoy de acuerdo. Incluso en mi partido no están contentos con esos recortes, yo no lo haría si no estuviésemos en momentos complicados. Pero de eso es lo que se trata ser parte de una familia. De hacer sacrificios”, agregó.

No obstante, también declaró que “pagar impuestos nunca es divertido, pero puede ser justo”. Es con respecto a este tema precisamente que republicanos y demócratas se enfrentan en las negociaciones.

La mayoría de los republicanos rechazan el llamado del presidente por una mezcla de recortes del gasto más impuestos para mejorar las finanzas públicas.

XS
SM
MD
LG