Enlaces para accesibilidad

Explorando los confines del universo

  • Voz de América - Redacción

Imagen de la Nebulosa Ojo de Gato captada por el Hubble.

Imagen de la Nebulosa Ojo de Gato captada por el Hubble.

El supertelescopio Hubble sigue revolucionando la astronomía y ampliando el conocimiento que tenemos de nuestro universo.

Desde hace más de 400 años, los astrónomos han buscado la forma de extender su vista en el firmamento hasta donde ni siquiera la imaginación alcanza a ver, un sueño que hoy en día se ha ido acercando más y más gracias al telescopio Hubble.

Diseñado para orbitar la Tierrra, el Hubble fue lanzado al espacio el 24 de abril de 1990 a bordo de un trasbordador Discovery con la misión de observar con muchísima más claridad, desde más allá de la atmósfera, planetas, estrellas, galaxias y distantes cuerpos celestes.

Bautizado con su nombre en honor al astrónomo Edwin P. Hubble, y del tamaño de un autobús escolar, demoró 10 años construirlo a un costo de $1,500 millones de dólares, y en su diseño y construcción estuvieron involucradas más de 10 mil personas.

Según Ed Weiler, actual astrónomo-jefe de la agencia espacial de EE.UU. (NASA), “cuando fue lanzado, el Hubble multiplicó por 10 la capacidad de otros telescopios entonces disponible en tierra (…) La última vez que algo así se había conseguido fue cuando Galileo puso el primer telescopio sobre sus ojos”.

A pesar de fallas técnicas iniciales con un espejo defectuoso, la misión del Hubble y sus descubrimientos han sido históricos, y con su cámara ha capturado y transmitido a la Tierra imágenes de objetos celestes a una distancia nunca antes alcanzada.

“El Hubble puede ver cosas que son miles de millones de veces menos perceptibles al ojo humano y puede captar objetos de una manera mucho más clara”, dijo Weiler, quien puso como ejemplo que con el telescopio se puede ver una luciérnaga en la Luna.

Desde que fue puesto en servicio, las imágenes del Hubble han permitido a los astrónomos calcular que el universo se formó hace unos 14.000 millones de años, un estimado mucho más preciso que el que existía antes, que situaba sus orígenes entre 10.000 y 20.000 millones de años.

Según Weiler, otros grandes hitos del Hubble han sido la confirmación de la existencia de la “energía oscura”, una fuerza que acelera la expansión del universo, y el haber probado que los conocidos como agujeros negros existen en el centro de la mayoría de las galaxias.

El 4 de julio de este año, el telescopio, que se espera permanezca en servicio al menos durante otra década, completó un millón de observaciones cósmicas con la espectografía hecha a un exoplaneta distante mil años luz de la Tierra.

XS
SM
MD
LG