Enlaces para accesibilidad

México celebra cantantes estadounidenses de rancheras

  • Voz de América - Redacción

El cantante de rancheras Gerardo Ortiz, un californiano de 24 años, suma un éxito tras otro en México y Estados Unidos.

El cantante de rancheras Gerardo Ortiz, un californiano de 24 años, suma un éxito tras otro en México y Estados Unidos.

Intérpretes mezclan géneros para una nueva generación de fans.

Un cambio significativo está experimentando la música del México moderno.

Las bandas de música mexicana conocido como corridos y rancheras se están produciendo en los suburbios de Phoenix y Los Ángeles, y son interpretadas por cantantes mexico-estadounidenses que crecieron hablando inglés y escuchando rock y rap.

El acceder a mejores estudios de grabación le está permitiendo a las bandas contar con un sonido más pulido, letras que alaban a narcotraficantes y videos que muestran armas y coches caros, los que son filmados en las calles de palmeras de Los Ángeles, similar a lo que ocurre con las grabaciones del rap de gánsters.

Este mes, dos cantantes de banda nacidos en Estados Unidos han conseguido hits en México y Estados Unidos.

La canción regional mexicana No. 1 de la revista Billboard es “Quien Se Anima”, del californiano Gerardo Ortiz, de 24 años, que se pregunta quién se atreverá a llevar a cabo un negocio “que le entre con ganas…donde hay buena lana, los placeres, la banda y mujeres”.

Su tema “Dámaso”, sobre el líder del cartel de Sinaloa Dámaso López Núñez, alias "El Licenciado", encabezó esta semana las listas de reproducción en México. Su video, donde Ortiz aparece con un león, maletines llenos de dinero en efectivo y armas, ha sido visto en YouTube más de 61 millones de veces.

Por otra parte, “El rey de los borrachos” de Lupillo Rivera, originario de Long Beach, California; también ha sido una de las 10 canciones recientes más populares de México.

El fenómeno parece ser la inversión de un género en el que las bandas mexicanas tradicionalmente cantaban temas populares para los inmigrantes en Estados Unidos, principalmente sobre nostalgia por su patria.

Hoy, los jóvenes méxicoestadounidenses han hecho suya la música de banda y muchos intérpretes obtienen primero el éxito en EE.UU. antes de dirigirse al sur, con el fin de cantar en arenas de rodeo y auditorios en México.

“Estos cantantes nacieron [en EE.UU.], pero sus padres le inculcaron el amor a México en ellos”, dijo Stephanie Himonidis, un DJ de La Raza, una estación de radio de Los Ángeles que se especializa en música mexicana.

Ortiz pasó su infancia en el estado de Sinaloa, el lugar de nacimiento de la música de banda y muchos de los principales narcotraficantes de México.

Pero fue a su regreso al sur de California que encontró la fama y la fortuna después de autogestionar la promoción de sus baladas y “narcocorridos” en YouTube.

Los narcocorridos son temas que a menudo glorifican a los narcotraficantes y su estilo de vida.

Un ejecutivo discográfico ofreció a Ortiz un contrato después de verlo actuar en Los Ángeles en 2008.

“Yo me crié en un rancho, pero cuando regresé a Los Ángeles, una gran ciudad donde hay todo tipo de música, mezclé la música de banda con la música del momento, y la gente que no les gusta los corridos empezaron a escucharlos”, dijo Ortiz.

Si bien cantar narcocorridos es seguro al norte de la frontera, en México puede ser peligroso.

Ortiz relata que estaba en una camioneta en el estado mexicano de Colima, cuando desconocidos abrieron fuego, matando a su agente en 2011. Y en mayo, Tomás Tovar Rascón, más conocido por su nombre artístico de Tito Torbellino y nacido en Phoenix, Arizona, murió a tiros en un restaurante en el estado fronterizo de Sonora.

Las autoridades no han identificado públicamente el motivo de la muerte de Rascón, pero en el pasado algunos cantantes han sido ultimados por narcotraficantes rivales.

De todas formas, no todos los músicos de banda cantan sobre traficantes de drogas.

Luis Coronel, un joven de 18 años y nativo de Tucson – quien ganó el Artista del Año Debut en el Billboard Latin Music Awards de este año –, sólo canta sobre el amor y el desamor.

Coronel está atrayendo a una nueva generación de fans, en su mayoría adolescentes que siguen cada uno de sus pasos en Instagram y Facebook.

“Al igual que sus padres, estas nuevas generaciones tienen la necesidad de escuchar música que les puede traer un poco de México y por eso hay cada vez más cantantes jóvenes de este género”, concluyó Himonidis de La Raza.

XS
SM
MD
LG