Enlaces para accesibilidad

Hijos y padres aprenden inglés

  • Voz de América - Redacción

Según la directora de la escuela, este es un buen ejemplo de una colaboración entre el mundo de los negocios y su institución.

Según la directora de la escuela, este es un buen ejemplo de una colaboración entre el mundo de los negocios y su institución.

Una comunidad de inmigrantes de Myanmar se beneficia de un programa en el que las profesoras enseñan tanto en la escuela, como en la distribuidora de frutas.

Tha Neih Ciang está aprendiendo vocabulario. Ella es parte de un grupo de cuatro docenas de estudiantes inmigrantes de Myanmar, la ex Birmania, que estudian en la escuela elemental Bridge, a una hora manejando de Washington.

Laurel Conran, su profesora, es especialista en enseñar inglés a personas que hablan otro idioma.

“Hoy estamos trabajando en estructura. Quiero que aprendan vocabulario y la estructura del idioma”, explica Conran.

La madre de Neih, Tin Lang, también practica inglés con Conran, pero sus clases son en la cafetería de su trabajo. Muchos refugiados birmanos trabajan en distribuidoras de frutas y vegetales. Por lo tanto Conran empezó las clases de inglés allí para facilitar el proceso.

“El programa dura seis semanas, una vez a la semana de doce a una de la tarde”, manifiesta la profesora. Cerca de 18.000 inmigrantes vienen de Myanmar cada año, desde 2007.

Conran notó que los niños aprendían inglés tarde o temprano, pero conectarlos con sus padres era muy complicado. Por eso ella y Lisa Chertok, la coordinadora de familias de la escuela, iniciaron el programa de inglés en el lugar de trabajo.

“Como comunidad queremos trabajar juntos y colaborar porque cuando todo el mundo trabaja y se ayudan, es una situación en la que todos ganan”, declaró Chertok.

Por este proyecto, Chertok y Conran ganaron el premio Construyendo Comunidades 2001 que otorga en condado de Howard, en Maryland.

XS
SM
MD
LG