Enlaces para accesibilidad

¿Qué causó la caída del muro?

  • Mark Snowiss

Veinte años después de la caída del Muro de Berlín, el debate continúa sobre qué causó la caída del comunismo soviético.

El 20avo aniversario de las revoluciones de Europa oriental de 1989 ha reanudado el polémico debate sobre quién ganó la Guerra Fría y qué exactamente es lo que causó la caída del comunismo soviético durante sus últimos años.

La caída del Muro de Berlín en noviembre de 1989 fue un hito simbólico que de una manera anunciaba la separación de la Unión Soviética que ocurrió dos años después.
Muchos aún se preguntan: ¿Fue derrocado el comunismo soviético? ¿Fue derrotado? ¿O simplemente se derrumbó solo?

Los eventos
La sucesión de acontecimientos que precedieron el final de la Guerra Fría no se disputan.
Las pláticas en Polonia entre el Partido Comunista y el sindicato laboral Solidaridad (grupo no gubernamental) ocurrieron a principios de 1989.

Meses después, Hungría ya tenía un sistema político multipartidista. Para fines de ese año, la Revolución de Terciopelo, en lo que era en ese entonces Checoslovaquia, consiguió que el dramaturgo Vaclav Havel fuera elegido presidente.

Y la noche del nueve de noviembre, decenas de miles de berlineses acudieron al muro que había dividido su ciudad desde 1961.

Aunque esto esté claro, aún existe controversia sobre exactamente qué causó que el comunismo se viniera abajo tan rápidamente.

Las teorías
El presidente checo Vaclav Klaus siempre ha dicho que el sistema se derrumbó desde dentro.

“El comunismo, al final de la década de 1980, ya estaba muy débil, blando, viejo y escaso de propósito para sobrevivir”, dijo Klaus.

Joseph Nye es un experto en política internacional. Él está de acuerdo con Klaus en que las razones principales de la caída soviética fueron el fracaso económico y el deterioro de la ideología comunista.

Nye dice que desde la década de 1970, la economía soviética no pudo ajustarse a un sistema de producción global impulsado por la informática. También, apunta Nye, se debilitaron las ideas comunistas al tornarse autoritarias y dictatoriales bajo la ideología de Stalin.

“Así que para cuando el muro de Berlín cayó en 1989, lo hizo no bajo una cortina de fuego, sino bajo martillos y tractores operados por gente que había perdido la fe en las ideas”, dijo.

Pero Nye dijo que las decisiones del ex dirigente soviético Mijaíl Gorbachov, después de su nombramiento como secretario del Partido Comunista Soviético, apresuró el colapso.

“Él quería salvar al comunismo, pero en el proceso de tratar de salvarlo, apresuró su caída (…) así que su política de reestructuración económica y de transparencia aceleró la desintegración del imperio soviético”, dijo Nye.

Otros expertos en el tema subrayan el papel que desempeñaron los individuos que trataron de vencer el comunismo soviético desde su lugar en esa sociedad.

Miklos Haraszti, cofundador del movimiento de oposición húngaro demócrata en la década de 1970, dice que la oposición de Europa oriental superó el monopolio de información de los comunistas.

Haraszti también le da crédito a antiguas generaciones de disidentes soviéticos que abrieron el camino en décadas anteriores.

“Todos ellos sabían que no tenían posibilidad alguna (de cambiar) el sistema.

Simplemente se comportaron de manera moral, y eso fue muy, muy importante”, dijo. “Y yo diría que su ejemplo moral fue irremplazable. Ellos claramente sabían que lo único que podían hacer es ir a la cárcel (…) y así lo hicieron”.

En julio de 1989, Gorbachov renunció a la política que justificaba la imposición del régimen comunista en Europa oriental.

Richard Pipes dice que la decisión fue un evento decisivo.

“(Gorbachov) les hizo saber a los líderes de Europa oriental que si elegían el camino de la reforma, la Unión Soviética no interferiría militarmente como lo había hecho antes en Hungría y en Checoslovaquia … si no hubiera hecho eso, no creo que hubieran ocurrido ninguna de las reformas que ocurrieron en Europa oriental”, dijo.

Pipes también opina que el ex presidente estadounidense Ronald Reagan tuvo un “tremendo impacto en la caída del comunismo”.

Pero Nye le dice a la Voz de América que, si bien los ideales estadounidenses y la habilidad de EE. UU> para “disuadir la agresión soviética” son esenciales para entender el fin de la Guerra Fría, ninguno de esos elementos son la causas de ese fin.

“La caída del comunismo soviético (…) fue un proceso de erosión (…) Creo que llamarle derrota crea una impresión de que las causas fueron externas”, dijo Nye. “Creo que una gran parte de lo que lo causó ocurrió dentro”.

XS
SM
MD
LG