Enlaces para accesibilidad

El día de la vergüenza en el país del Mundial

  • Voz de América - Redacción

Un aficionado herido es cargado en camilla durante una batalla campal de aficionados del fútbol.

Un aficionado herido es cargado en camilla durante una batalla campal de aficionados del fútbol.

Los aficionados de Vasco da Gama y el Atlético Paranaense se enfrentaron durante una hora en los graderíos del estadio.

Un partido de primera división entre el Vaco da Gama y el Atlético Paranaense jugado en Santa Catarina, Brasil, terminó en un descomunal zafarrancho y encendió todas las alarmas de cara a la Copa del Mundo a jugarse en junio del próximo año.

Vasco da Gama, que intentaba evitar su descenso, estaba jugando de visita cuando a los 10 minutos de iniciar el partido, Atlético se puso en ventaja de 1-0.

La violencia estalló en los graderíos mientras los jugadores observaban desde la cancha sin poder hacer nada. La policía antimotines intervino con armas para tratar de dispersar a los aficionados violentos y hasta un helicóptero militar aterrizó en el campo para restaurar el orden.

No había policía en el interior del estadio en el inicio del partido ya que se contrató a una compañía de seguridad privada y las fotos mostraron que los aficionados de los dos equipos no habían sido separados.

En un momento de la pelea, las imágenes de televisión mostraron a un grupo de unos 20 seguidores del Paranaense pateando sin piedad a un hombre que estaba tendido en el suelo.


Los gravísimos incidentes fueron duramente criticados por la prensa brasileña. El diario Correio Braziliense resumió como “El día de la vergüenza en el país de la Copa”.

“Dos días después de ser presentada con orgullo como sede del Mundial… Brasil mostró el lado más feo de su fútbol”, dijo el diario.

Después de hora y media de interrupción, el Paranaense terminó ganando el partido 5-1, condenando al descenso al Vasco da Gama, que alguna vez fue campeón sudamericano.

Según la prensa brasileña hubo tres heridos graves.
XS
SM
MD
LG