Enlaces para accesibilidad

Médicos Sin Fronteras denuncia ataques a 12 hospitales en Siria

  • Voz de América - Redacción

Edificios dañados en Darat Azzah, occidente de Aleppo, en el norte de Siria, luego de presuntos bombardeos de fuerzas del gobierno sirio. Octubre 7, 2015.

Edificios dañados en Darat Azzah, occidente de Aleppo, en el norte de Siria, luego de presuntos bombardeos de fuerzas del gobierno sirio. Octubre 7, 2015.

Seis hospitales han tenido que cerrar, incluyendo tres apoyados por Médicos Sin Fronteras. Uno fue reabierto, pero el acceso a los servicios médicos sigue severamente interrumpido.

Los ataques aéreos en Siria han causado la muerte a por lo menos 35 pacientes y personal médico en 12 hospitales desde que comenzó la escalada de bombardeos aéreos a fines de septiembre, dijo la organización internacional humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF).

Según personal de los hospitales, los ataques, que también ha dejado 72 heridos, han sido lanzados contra instalaciones médicas en Idlib, Aleppo y Hama, incluidos seis apoyados por MSF.

En total, seis hospitales han tenido que cerrar, incluyendo tres apoyados por Médicos Sin Fronteras. Uno de los hospitales fue reabierto, pero el acceso a servicios de emergencia, maternidad, pediátrico y atención primaria de salud sigue severamente interrumpido.

"Luego de más de cuatro años de guerra, sigo asombrado de cómo la ley internacional humanitaria puede ser tan fácilmente ignorada por todas las partes en este conflicto", dijo Sylvain Groulx, jefe de la misión de la MSF para Siria.

"Solo podemos preguntarnos si este concepto está muerto. Tantos actores humanitarios y de salud, incluido Médicos Sin Fronteras han pedido reiteradamente que cesen de inmediato esos ataques en el país. ¿Pero son nuestras voces escuchadas?".

Como resultado del creciente número de ataques en la región, decenas de miles de personas se han visto obligadas a huir de sus casas. Algunos se han refugiado en campos o aldeas cercanas.

Trabajadores de salud comunitaria han huído más allá, con algunas 1.700 familias uniéndose a los 110.000 desplazados sirios internos en cuatro campamentos en los alrededores de Atmeh, en la gobernatura de Idlib. Solo la semana pasada, 225 familias adicionales llegaron a esos campamentos, dice la MSF.

Con la baja de temperaturas, encontrar refugio adecuado y atención médica son prioridades urgentes. Es difícil para los desplazados acceder al cuidado médico, y hay capacidad limitada para ampliar los campamentos existentes o construir nuevos para acomodar el enorme número de desplazados nuevos.

Algunas familias comparten tiendas de campaña y otras se refugian en mezquitas y escuelas.

MSF tiene una clínica móvil extra en el sur de Aleppo y está tratando de proporcionar otra ayuda como las tiendas de campaña, y distribuirá artículos para soportar el invierno como mantas.

"Pero este tipo de asistencia es como una gota de agua en el mar, cuando se considera lo que las familias desplazadas necesitan realmente. Necesitan seguridad, protección, necesitan dejar de vivir de segundo en segundo, preguntándose cuándo caerá la próxima bomba", dijo Groulx.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG