Enlaces para accesibilidad

El Everest se cobra tres vidas en tres días

  • Voz de América - Redacción

Las celebraciones en la cima del Everest duraron poco —o quizá demasiado— y tres alpinistas han muerto en el camino hacia abajo.

Las celebraciones en la cima del Everest duraron poco —o quizá demasiado— y tres alpinistas han muerto en el camino hacia abajo.

Otros dos alpinistas indios están desaparecidos en lo que los expertos creen ha sido una tragedia que pudo evitarse.

Un alpinista indio, otro holandés y una australiana han muerto este fin de semana, al parecer por la enfermedad de montaña, o deficiencia de oxígeno en sangre y tejidos, cuando descendían del Monte Everest.

Otros dos alpinistas indios están desaparecidos en lo que los expertos creen ha sido una tragedia que pudo evitarse.

La mala planeación y la multitud de montañistas en el pico más alto del mundo ha llevado a cuellos de botella en los que la gente se mantiene atascada en lo alto de la montaña, donde el oxígeno escasea, mientras esperan a que se aclare el camino hacia abajo.

Muchos habían pensado que la temporada de alpinismo de esta año borraría los horrores vividos los dos años anteriores, cuando un terremoto devastador causó una avalancha en Nepal que mató a 19 personas en el campamento base en 2015 y otra en 2014, provocó la muerte de 16 guías sherpas.

El tiempo favorable ha permitido que cientos de alpinistas escalen la montaña de 8.850 metros desde la semana pasada. Más de 330 escaladores han alcanzado la cumbre de Nepal desde el 11 de mayo y varios más lo han hecho desde las rutas del norte en el Tíbet.

Los muertos son el holandés Eric Arnold, de 35 años, quien murió el sábado,; la australiana Maria Strydom, de 34, fallecida horas después; y el indio Subhash Paul quien falleció este lunes.

En una entrevista a la televisión local a principios de año, Arnold declaró que conquistar el Everest era su sueño desde la infancia, pero dijo que estar consciente de que los riesgos de escalar el pico más alto del mundo no se acaban luego de alcanzar la cumbre.

"Dos tercios de los accidentes ocurren en el camino de regreso", afirmó. "Si se llega eufórico y piensa 'He alcanzado mi objetivo', entonces la parte más peligrosa está por delante", agregó.

La popular temporada de escalada de primavera comenzó en marzo y termina este mes. A partir de ese momento, las extremadamente malas condiciones climáticas hacen prácticamente imposible escalar.

XS
SM
MD
LG