Enlaces para accesibilidad

Desenfundando las armas pesadas

  • Jim Malone - Washington, DC

Seguramente la campaña de Romney hubiera deseado que más integrantes de la elite republicana se hubieran alineado antes.

Seguramente la campaña de Romney hubiera deseado que más integrantes de la elite republicana se hubieran alineado antes.

Si Romney asegura la nominación, deberá decidir si el candidato a vicepresidente sería un nombre nuevo como Marco Rubio, o uno tipo tradicional.

Bueno, los grandes nombres comenzaron a mostrar su juego.

El ex presidente de Estados Unidos, George H.W. Bush se sumó a su hijo, el ex gobernador por Florida, Jeb Bush, en expresar su apoyo a Mitt Romney, para la nominación presidencial del Partido Republicano. El senador por Florida, Marco Rubio también entró en acción.

Seguramente la campaña de Romney hubiera deseado que más integrantes de la elite republicana se hubieran alineado antes, pero de todas formas, todavía es un buen momento para construir una sólida base de apoyo e integrar más personas a la idea de que Romney será el inevitablemente el nominado, no importa por cuanto tiempo Rick Santorum, Newt Gingruch y Ron Paul se mantuviera en la competencia.

El senador Rubio, por supuesto, es uno de los preferidos en una corta lista de potenciales candidatos a completar la fórmula como vicepresidente de Romney incluso antes de llegar a la Convención en Tampa, Florida, a fines de agosto.

Desde hace tiempo el senador republicano es considerado como una de las futuras estrellas del Partido Republicano, y sea o no elegido para acompañar a Romney, seguramente eso no cambiará sus perspectivas de futuro. Rubio pertenece a un estado clave como Florida y representa un fuerte atractivo para los votantes hispanos estadounidenses, debido a su ascendencia cubana.

Los votantes hispanos continuarán ganando preponderancia en Estados Unidos en las próximas décadas y los republicanos deben encontrar formas de atraer al electordo hispano, un segmento donde los demócratas logran amplias diferencias a su favor.

A la vez, Rubio tiene una fuerte vinculación con los movimientos conservadores. El movimiento ultraconservador Tea Party le dio su apoyo para ganar su banca el senado.

El senador por Florida representa un nuevo tipo de político republicano con la posibilidad de establecer puentes entre los hispanos moderados que no se ven representados por la visión de los republicanos conservadores en temas sociales como la agenda contra los inmigrantes indocumentados del Tea Party, que demanda poner más seguridad en las fronteras y deportar a los inmigrantes.

Rubio ha expresado su iniciativa de introducir alguna clase de medida limitada de reforma de la inmigración destinada a mejorar la percepción que los hispanos tienen del Partido Republicano.

Asumiendo que Romney pueda asegurar la nominación, el propio candidato y sus asesores deberán decidir si Rubio tiene suficiente experiencia para ser considerado como candidato a vicepresidente, o si es más seguro para el nominado, sumar a tipo tradicional de candidato como el gobernador de Virginia, Bob McDonnell o el senador de Ohio, Rob Portman, quienes también pertenecen a estado cuyo voto es oscilante en las elecciones generales.
XS
SM
MD
LG