Enlaces para accesibilidad

Noche de protesta pacífica en Missouri

  • Voz de América - Redacción

Manifestantes protetasn en el Malcom X Park en Washington, en solidaridad con protestas en Ferguson, Missouri.

Manifestantes protetasn en el Malcom X Park en Washington, en solidaridad con protestas en Ferguson, Missouri.

Ferguson vivió una noche dramáticamente diferente a las cuatro anteriores, con protestas y presencia policial, pero sin violencia.

Ferguson, Missouri vivió una noche diferente a las cuatro previas cuando la policía del condado equipada con trajes y armas antimotines dio lugar a la patrulla estatal de caminos que sin armas especiales ni gases lacrimógenos marchó a la par de los manifestantes.

La gente mantuvo sus cánticos de “manos arriba, no disparen”, pero no hubo disturbios ni saqueos, y la protesta se desarrolló de manera pacífica. Decenas de otras ciudades alrededor del país vivieron jornadas similares.

Manifestantes se reúnen en el estacionamiento de una tienda quemada durante las protestas en Ferguson, Missouri.

Manifestantes se reúnen en el estacionamiento de una tienda quemada durante las protestas en Ferguson, Missouri.

El dramático cambio en la actitud de la gente y de la presencia policial sucedió gracias a la intervención del gobernador del estado, Jay Nixon, y probablemente al llamado a la calma del presidente Barack Obama.

“Todo lo que hicieron antes fue observarnos y lanzarnos gas lacrimógeno”, dijo Pedro Smith a la agencia The Associated Press, que participó en las protestas de anoche. “Esto es totalmente diferente. Ahora se nos trata con respeto”.

El presidente Obama subrayó la necesidad de mantener “la paz y la calma” en las calles de Ferguson, donde el fin de semana pasado la policía dio muerte a Michael Brown, un joven de raza negra de 18 años, en un confuso incidente.

“Sé que las emociones están a flor de piel en este momento en Ferguson y ciertamente hay apasionadas diferencias sobre lo que se piensa que sucedió”, dijo el Presidente. “Pero recordemos que todos somos parte de la familia estadounidense”, agregó.

Ferguson, un pequeño pueblo de 21.000 habitantes situado en las afueras de San Luis donde casi el 70 por ciento son negros, cuenta con una fuerza policial de 53 elementos, de los cuales 50 son blancos y tres negros.

En las cuatro noches anteriores la policía y los manifestantes intercambiaron gases lacrimógenos, balas de goma y bombas molotov, además que los manifestantes saquearon y quemaron negocios en protesta por la muerte de Brown y demandando que la policía identificara al policía que disparó.

Este viernes podría darse el nombre del agente involucrado.

XS
SM
MD
LG