Enlaces para accesibilidad

Millonario fraude de visas en Brasil


El represente de seguridad del Consulado Estadounidense en São Paulo, Aaron Codispoti, la fiscal Aline Zavaglia y el delegado Francisco Alberto de Souza Campos en la rueda de prensa.

Los sospechosos se especializaban en estafar a brasileños que buscaban visados de trabajo temporal para en Estados Unidos.

Las autoridades brasileñas arrestaron a once sospechosos de participar en una estafa que involucraba el uso de visas de trabajo H2B para Estados Unidos, que según las primeras estimaciones alcanzaría a una suma de 52 millones de dólares y operaba desde el año 2002, según informa la Embajada de Estados Unidos en su página de Internet. Los detenciones se produjeron en cuatro estados de Brasil, São Paulo, Minas Gerais, Paraná y Santa Catarina.

Mientras tanto continúan las operaciones en búsqueda de más involucrados en el Estado de Mato Grosso y los detenidos han sido acusados de fraude y asociación para delinquir, además de que se investigan las evidencias encontradas sobre lavado de dinero.

De acuerdo con la fiscalía de la ciudad de São Paulo, en Brasil, que estuvo a cargo de la investigación en coordinación con las autoridades de Estados Unidos, los sospechosos estafaban a brasileños que buscaban visados de trabajo temporal en Estados Unidos. Como parte del esquema, los interesados tenían que pagar hasta 15 mil dólares a cada uno, según explica un comunicado del consulado estadounidense en la ciudad de Sao Paulo.

Como parte de las investigaciones que comenzaron en el año 2004 cuando la unidad de prevención de fraude del Consulado estadounidense en São Paulo encontró los primeros indicios de irregularidades con las aplicaciones para visas temporarias. La policía de Brasil aún busca a otros siete sospechosos, incluyendo a uno con ciudadanía estadounidense, informó a la prensa Aline Zavaglia, la fiscal estatal que dirigió la investigación con la colaboración de las autoridades estadounidenses desde el año 2008.

A partir del pasado año 2008 se creó una fuerza conjunta que incluyó la secretaría de Seguridad Pública del estado de São Paulo, la fiscalía, la Justicia, el Consulado de Estados Unidos en São Paulo, la oficina de Recaudación de Impuestos de Brasil y la secretaría de Finanzas del estado de São Paulo.

También las pesquisas revelaron, según indicó la fiscal Aline Zavaglia, que un grupo no revelado de abogados especializados en asuntos migratorios, con sede en Estados Unidos y varios intermediarios brasileños obtenían visas temporales autorizadas por el Departamento de Seguridad Nacional estadounidense.

Una vez que tenían las visas procuraban brasileños que buscaban una visa de trabajo y les cobraban cifras altísimas para conseguirles las visas y los trabajos que les correspondían. Sin embargo, en muchos casos los trabajos no existían y muchos brasileños terminaron como indocumentados en Estados Unidos.

Según la fiscalía brasileña, como parte de la operación era en Estados Unidos donde se falsificaban los documentos para aumentar las cantidades de trabajadores temporales que solicitaban las empresas estadounidenses. De esta forma era que obtenían un número mayor de visas aprobadas por Seguridad Nacional y podían usarlas en provecho propio.

Posteriormente, eran los intermediarios brasileños los que entrenaban a los solicitantes para que mintieran en sus entrevistas en el consulado. Sin embargo los pasaportes con las visas no eran entregados hasta que no completaran el pago.

Según informó la fiscal Aline Zavaglia, hasta ahora se han identificado 1.800 víctimas. El onsulado estadounidense en Sao Paulo estima que hubo unos 4.500 casos.

Las ofertas de empleos eran para hoteles, hospitales y fábricas. También se decía a los interesados que iban a ganar 15 dólares la hora hasta por nueve meses, aunque los que recibieron un trabajo fue por seis a ocho dólares por hora. Para otros el trabajo ofrecido era parte del fraude y ni siquiera existía y terminaban "en situaciones miserables como ilegales", dijo Aline Zavaglia.

El consulado estadounidense definió al caso como uno de los más graves de fraudes de visados. Otras estafas similares, que serían parte de la misma cadena de fraude han sido descubiertas en Rusia, República Dominicana, Filipinas, Rumania y los Emiratos Árabes Unidos informa la embajada estadounidense en Brasília.

XS
SM
MD
LG