Enlaces para accesibilidad

Millonarias pérdidas por crucero

  • Voz de América - Redacción

Las imágenes del barco hundido han provocado el derrumbe de las acciones de Carnival, propietaria de la nave.

Las imágenes del barco hundido han provocado el derrumbe de las acciones de Carnival, propietaria de la nave.

El accidente del Costa Concordia derrumbó las acciones de Carnival cerca de un 14% este martes 17 de enero.

La corporación británica estadounidense Carnival, con sede en Estados Unidos, es la propietaria del crucero de lujo Costa Concordia que encalló y permanece semihundido frente a las costas de Italia.

Carnival, que en la actualidad es la mayor línea mundial de cruceros, enfrenta millones de dólares en pérdidas por el accidente y posiblemente años de litigio ante reclamos por daños.

Lea además: Capitán se negó a volver al barco

La corporación con sede en Miami, la principal ciudad del sur de la Florida, transporta anualmente en sus 101 barcos, más de la mitad de los 15 millones de turistas de todo el mundo que vacacionan en cruceros.

La Corporación maneja 11 líneas de cruceros, incluyendo algunas de las marcas más reconocidas en todo el mundo, como: Carnival, Cunard, Holland America, Princess y otras.

En Estados Unidos el presidente ejecutivo, Micky Arison, es quizás más conocido por ser el propietario de una de las más reconocidas franquicias de básquetbol, el Heat de Miami, donde juega la superestrella de la NBA, LeBron James.

Arison asumió la presidencia de la corporación hace tres décadas y la condujo a una agresiva expansión, a través de la adquisición de barcos y líneas de cruceros competidoras.

El accidente del Costa Concordia, cuyas fotos del barco semihundido han sido transmitidas a todo el mundo, derrumbaron las acciones de Carnival cerca de un 14% este martes 17 de enero de 2012, al nivel más bajo en más de 11 meses, a menos de $30 dólares por acción. Arison es el propietario del 29% de Carnival y un analista estimó que perdió más de $500 millones de dólares de su fortuna personal en un día de operaciones.

La compañía acusa del accidente del Costa Concordia a errores humanos cometidos por el capitán del barco, que abandonó la ruta que había sido apropiadamente programada, pero el capitán hizo cambios de curso sin autorización y el barco terminó encallado y semihundido el viernes 13 de enero de 2012 por la noche.

Por lo menos 11 personas murieron y 24 permanecen desaparecidas.

Carnival informó que tendrá que pagar $40 millones de dólares en deducibles del seguro para cubrir los daños del accidente, a la vez que perderá otros $95 millones de dólares de ingresos por no poder usar el barco de 250 metros de eslora seguramente por un largo tiempo, si es que el crucero puede ser salvado.

La compañía dijo que “anticipa otros costos”, que aún no son posibles de estimar.

XS
SM
MD
LG