Enlaces para accesibilidad

Militares pierden fuerza en Egipto

  • Voz de América - Redacción

En su comparecencia televisiva el pasado domingo 12 de agosto, Morsi aclaró que la pérdida de poder del ejército no viene motivada por antagonismos personales, sino por beneficiar al pueblo egipcio.

En su comparecencia televisiva el pasado domingo 12 de agosto, Morsi aclaró que la pérdida de poder del ejército no viene motivada por antagonismos personales, sino por beneficiar al pueblo egipcio.

El presidente del país, Mohammed Morsi, destituyó este domingo al Ministro de Defensa, procedente del ejército egipcio, en una continua batalla entre militares y gobierno civil

Los tiras y aflojas entre el ejército y el gobierno de los Hermanos Musulmanes continúan en Egipto.

Dieciocho meses después de la caída de Hosni Mubarak, el presidente del país, Mohammed Morsi, destituyó de su cargo, en la noche del domingo 12 de agosto, al mariscal Husein Tantaui, poderoso ministro de Defensa del régimen durante dos décadas y jefe de la junta militar que gobernó el país hasta la llegada de las primeras elecciones libres en junio de este año.

Junto a esta decisión, Morsi tomó otra determinación polémica: revocar la declaración constitucional con la que los militares restaron poderes al parlamento egipcio hace poco más de un mes, concentrándolo en las instituciones militares.

Asimismo, el presidente aprovechó para cesar de su cargo a otro alto mandatario militar, el jefe del Estado Mayor Sami Anan. Ambos ex altos cargos se convertirán en asesores de Morsi de ahora en adelante.

Estos cambios concentran todo el poder ejecutivo y legislativo en la figura de Morsi, que este domingo ya celebró la jura de los cargos de los nuevos ministro de Defensa y de un vicepresidente, Abdelfatah el Sisi y Mahmud Mekki.

Todas las decisiones se anunciaron en una rueda de prensa, en la que el portavoz de Morsi, Yaser Ali, dijo que la declaración constitucional del Consejo de las Fuerzas Armadas, que recortaba los poderes del parlamento y del presidente, “quedará reemplazada por el artículo 25 de un texto constitucional anterior y aprobado en referéndum, que estipula que la junta militar entregará el poder al presidente que gane las elecciones. Eso significa que el poder legislativo queda en manos del presidente hasta la convocatoria de nuevas elecciones parlamentarias".

Horas después, el propio Morsi compareció en un discurso televisado, en el que aseguró que estas decisiones no se tomaron contra personas y alabó la labor del ejército egipcio. “No pretendo enviar un mensaje negativo sobre nadie, mi objetivo es beneficiar a esta nación y al pueblo", dijo.

Apoyo popular

La firmeza de Mohammed Morsi en la remodelación de los poderes se ha recibido de manera positiva mayoritariamente. Los relevos dieron lugar a una manifestación de alegría espontánea en la mítica plaza Tahrir, donde miles de personas, la mayor parte jóvenes, celebraron la salida de los dos altos cargos ligados a Mubarak; mientras el Movimiento 6 de abril, que participó en la revolución que sacó del poder a Hosni Mubarak, felicitó al presidente egipcio y solicitó que Tantaui y Anan fuesen juzgados por los supuestos crímenes que cometieron al frente de la Junta Militar durante la transición.

"Tememos que las decisiones de Morsi sólo favorezcan a los Hermanos Musulmanes
y no al país"

Desde los partidos políticos, el Partido Libertad y Justicia (PLJ), afín a los Hermanos Musulmanes, declaró, en palabras del presidente de la formación, Esam el Arian, que las decisiones de Morsi fueron “valientes” y que ayudarán a “conseguir los objetivos de la revolución”.

Los salafistas de Al Nur, el segundo mayor bloque del disuelto parlamento, también celebraron los cambios. Su portavoz, Mohamed Nur, aseguró que “están en el camino correcto, porque, como presidente, ejerce sus poderes normales".

"Cuando Mursi fue nombrado presidente, pedimos que tuviera poderes completos y ha respondido a las peticiones del pueblo. No hace falta que la institución militar intervenga ahora en el poder, porque el estado de emergencia se ha acabado y la situación ha vuelto a la normalidad", dijo.

Estos poderes, sin embargo, podrían ser vistos como una fuerte concentración del poder para los islamistas por parte de otras formaciones, como el Partido Sociáldemócrata, que declaró que “tenemos que las decisiones de Morsi sean sólo en favor de los Hermanos Musulmanes y no para el bien del país”, y precisó que esperarán para comprobar qué hay detrás de estos movimientos.

Del mismo modo se manifestó el portavoz de los Egipcios Libres, Ahmed Hairi, que mostró sus reservas sobre la concentración de poder aunque aprobó las decisiones porque con ellas, dijo, se “ha puesto fin al doble poder civil y militar”.

El premio nobel de la Paz, Mohammed el Baradei, calificó las nuevas atribuciones de Morsi, por su parte, de “poderes imperiales” a través de la red social Twitter.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG