Enlaces para accesibilidad

Miles protestan por quema de coranes

  • Voz de América - Redacción

Bagram alberga también una prisión para afganos detenidos por las fuerzas estadounidenses.

Una multitud de unos 2.000 manifestantes se reunieron este martes frente a la principal base militar de Estados Unidos en Afganistán, luego que se difundieran informes de que tropas extranjeras manejaron indebidamente ejemplares del Corán y otros artículos religiosos.

La agencia Reuters reportó que helicópteros del ejército de EE.UU. lanzaron bengalas en un intento de dispersar a los manifestantes, muchos de los cuales gritaban consignas anti-extranjeras y lanzaban piedras.

El comandante de la coalición internacional, el general estadounidense John Allen, se disculpó rápidamente y prometió una investigación después de enterarse de que fuerzas de la coalición en la base aérea de Bagram, a una hora de Kabul, pudieron haberse deshecho inapropiadamente de una enorme cantidad de textos religiosos islámicos, incluyendo copias del Corán.

“Les aseguro, les prometo, que esto no fue intencional. Ofrezco mis sinceras disculpas por cualquier ofensa que esto haya podido causar, al presidente de Afganistán, el gobierno de la República Islámica de Afganistán, y lo más importante, al noble pueblo de Afganistán”, manifestó Allen.

El comandante aseguró que la OTAN está tomando medidas para asegurar que esto no vuelva a suceder y que “los materiales recuperados serán manejados de forma apropiada por las autoridades religiosas".

Ganarse el apoyo de los afganos es crucial para los esfuerzos estadounidenses y de las fuerzas de Occidente de derrotar a los talibanes, sin embargo sus críticos aseguran que las fuerzas extranjeras a menudo no entienden las sensibilidades religiosas y culturales del país.

XS
SM
MD
LG