Enlaces para accesibilidad

Uruguayos marcharon por la diversidad

  • Federica Narancio

El intendente de Montevideo, Ricardo Ehrlich, y otras autoridades municipales encabezaron la marcha con un cartel.

El intendente de Montevideo, Ricardo Ehrlich, y otras autoridades municipales encabezaron la marcha con un cartel.

Cerca de 10.000 personas desfilaron por Montevideo en un ambiente festivo por el avance en la igualdad de los derechos homosexuales. El intendente, Ricardo Ehrlich, encabezó la marcha junto a otras autoridades municipales.

Miles de uruguayos participaron el viernes en la “Marcha de la Diversidad” al ritmo de música, baile, fuegos artificiales y alegría por los avances logrados a nivel legislativo en los derechos de los homosexuales.

“En los últimos cinco años logramos conquistas sin precedentes en la historia uruguaya”, dijo Federico Graña, una de las tres personas que leyeron la proclama oficial de la marcha en una tarima colocada en la Plaza Cagancha de Montevideo.

“Hoy tenemos una unión concubinaria que garantiza los derechos de nuestras parejas. Hoy podemos adoptar y nuestros niños y niñas tienen los mismos derechos que el resto de los niños y niñas. Hoy las y los transexuales pueden acceder a su identidad y pelear por mejores trabajos y atención sanitaria. Hoy, los gays y lesbianas en el Ejército somos reconocidos como tales y no podemos ser excluidos ni excluidas por serlo”, dijo.

El clima de la marcha ciertamente era festivo. Cerca de las 19 horas, comenzó a sonar la música desde una de cuatro las carrozas que desfilaron por 18 de Julio, la principal avenida del centro de Montevideo.

De a poco llegaron más personas a la Plaza Independencia, hasta que el lugar se convirtió en una discoteca al aire libre.

Una vez que el público estaba en ambiente, las carrozas comenzaron su desfile por 18 de Julio hasta la Plaza Cagancha.

Se calcula que cerca de 10.000 personas siguieron las carrozas, animadas por canciones como “It’s Raining Men”, “Beso a beso” o “Yo te diré”, de Miranda!, un grupo argentino de electro-pop.

En la marcha había distintos grupos de gays, lesbianas, travestis y transexuales con carteles, banderas de arco iris, pins, pelucas y disfraces.

“Ni un voto a la homofobia”, leía el cartel de un grupo de monjas disfrazadas que iban tras el cardenal. Ya sea a través del humor o de la provocación, no faltaron las críticas a la Iglesia Católica, que se opuso especialmente a la ley de adopción aprobada hace un mes por el Parlamento.

También había uruguayos de todas las edades que, sin ser homosexuales, fueron a ver la marcha o a manifestar su apoyo.

“Hace cinco años que vengo a la marcha. No soy homosexual. Vengo porque es el día de la diversidad sexual, es contra todo tipo de discriminación y es una lucha más de nosotros”, dijo Mariela Dambrauskas, quien asistió a la marcha junto a sus hijos.

“Mis hijos saben todo lo que tienen que saber en cuanto a cualquier tipo de discriminación y abuso a los derechos humanos”, aseguró Dambrauskas a las corridas de la mano con su hija para seguir a las carrozas.

En medio del jolgorio también estaba el intendente de Montevideo, Ricardo Ehrlich, rodeado de cámaras de televisión.

“Montevideo es una ciudad que tiene una gran diversidad y tiene que seguir abriéndose a la diversidad del sujeto”, dijo a la Voz de América.

“Eso nos obliga a seguir trabajando en un proyecto de ciudad que abre la diversidad a su gente, abre los espacios para encontrarnos, mirarnos, descubrirnos. Conocerse, conocer es lo que aleja los miedos, y eso es muy importante en la construcción de una ciudad”, aseguró.

Como forma de manifestar su apoyo a la diversidad y a los derechos de los homosexuales, el intendente encabezó la marcha que iba por 18 de Julio con otras autoridades municipales. A paso lento, portaron un enorme cartel que leía “En cada beso una revolución”.

XS
SM
MD
LG