Enlaces para accesibilidad

Casa Blanca: Mayoría de menores no se quedarán en EE.UU.

  • Voz de América - Redacción

Presidente Obama pedirá al Congreso $2 mil millones de dólares para hacer frente a la crisis.

La Casa Blanca informó el lunes que es poco probable que los menores no acompañados que llegan a la frontera México-Estados Unidos califiquen para la ayuda humanitaria que les impediría ser devueltos a sus países de origen.

La advertencia llegó al momento que las autoridades finalizaron una solicitud al Congreso detallando el gasto de los recursos adicionales que necesita el presidente Barack Obama para contratar más jueces de inmigración y abrir centros de detención adicionales para hacer frente a la crisis fronteriza.

Funcionarios de la Casa Blanca informaron que planeaban solicitar más de $2 mil millones de dólares a los legisladores el martes.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo que si bien la administración permitirá que se efectúen procesos de revisión inmigratoria, no se espera que que muchos de los menores puedan quedarse en el país

“Es poco probable que la mayoría de estos niños clasifiquen para la ayuda humanitaria”, dijo Earnest. “Esto significa que no tendrán una base legal para permanecer en este país y serán devueltos”.

Aun así, no está claro qué tan rápido se desarrollará el proceso. El secretario de Seguridad Interior, Jeh Johnson, reconoció el domingo que tales procedimientos podrían ser objetos de largos retrasos.

“Nuestra frontera no está abierta a la inmigración ilegal, y estamos tomando una serie de medidas para hacer frente a ella, incluso devolviendo personas más rápido”, dijo Johnson un programa de televisión estadounidense.

Al mismo tiempo, dijo, la administración está “buscando la manera de crear las opciones adicionales para tratar con los niños en particular, de conformidad con nuestras leyes y nuestros valores”.

Johnson dijo que el gobierno ha acelerado dramáticamente el proceso de los adultos que ingresan ilegalmente al país, además de abrir más centros de detención. Reconoció que los niños no acompañados procedentes de Centroamérica, unos 9.700 detenidos sólo en mayo, plantean el problema más desconcertante.

“Las organizaciones de contrabandistas criminales están poniendo mucha desinformación acerca de supuestos pases gratuitos en el país” que expirarán pronto. “Estamos tomando medidas enérgicas contra las organizaciones de tráfico al aumentar los recursos de la ley”, dijo Johnson.

Por su parte, la vocero del Departamento de Estado, Jen Psaki, dijo que las autoridades colaboran con las naciones centroamericanas para encontrar una solución satisfactoria a la crisis.

"Tenemos que seguir el trabajo de cerca con estos gobiernos - Honduras, Guatemala, El Salvador y México - para encontrar una solución a la situación humanitaria que ocurre en la frontera", agrego la funcionaria. "Y debemos hacer todo lo posible para detener la ola y abordar las cuestiones fundamentales que nos ocupa, y tenemos una importante obligación de cuidar a los niños y los adultos que son detenidos en nuestra frontera. Pero desde el Departamento de Estado, estamos trabajando en estrecha colaboración con los países para ver cómo podemos abordar y detener la marea".

XS
SM
MD
LG