Enlaces para accesibilidad

Migración: Casa Blanca rechaza amenazas republicanas

  • Voz de América - Redacción

Foto de archivo de una manifestación pro reforma migratoria frente a la Casa Blanca.

Foto de archivo de una manifestación pro reforma migratoria frente a la Casa Blanca.

Dos legisladores conservadores amenazan con paralizar el gobierno en septiembre si el presidente actúa ejecutivamente para modificar las políticas migratorias.

La Casa Blanca denunció las amenazas republicanas de cerrar el gobierno si el Presidente, como se espera, toma medidas ejecutivas para modificar las políticas migratorias de la nación.

Algunos conservadores han amenazado con unir el tema a un proyecto de ley de presupuesto, lo que podría producir un enfrentamiento en septiembre y plantearía la posibilidad de un cierre del Gobierno.

El portavoz de Obama Josh Earnest dijo que el presidente no ha cambiado su determinación de actuar para reparar el sistema de inmigración y que podría hacer algún anuncio al respecto en los próximos días.

"El presidente está decidido a actuar en temas que los republicanos de la Cámara baja no lo harán", dijo Earnest, citando el respaldo de la comunidad empresarial, líderes religiosos, sindicatos laborales y agencias de la ley.

"Sería una real pena si los republicanos se involucran en un esfuerzo por paralizar al Gobierno para frenar una solución de sentido común (sobre inmigración)", agregó.

El martes, el senador Marco Rubio declaró al medio conservador Breitbart que al regresar el Congreso de su receso "tendrá que haber algún tipo de voto presupuestario" como posible mecanismo “para lidiar con este asunto (las acciones ejecutivas en inmigración)".

De igual manera, otro fiero opositor a la reforma migratoria, Steve King, declaró al diario Des Moines Register que si Obama intenta "legalizar" a indocumentados, eso "cambia la dinámica de cualquier resolución de continuidad (de fondos para las agencias federales) y cómo lidiaríamos con eso".

Otros republicanos niegan que exista tal estrategia y subrayaron que ni Rubio ni King aludieron explícitamente a paralizar el gobierno.

Los legisladores regresarán de su receso de verano el 8 de septiembre, pero iniciarán un nuevo descanso cerca del 19 de septiembre. Eso les deja poco tiempo para acordar un proyecto de ley sobre financiamiento temporal para las agencias del Gobierno antes del 1 de octubre, el inicio del nuevo año fiscal.

Obama anunció hace dos meses que ante el estancamiento del proyecto de reforma migratoria en la Cámara de Representantes, al final de este verano tomaría acciones ejecutivas para arreglar lo máximo posible el sistema de inmigración del país. El verano se da por terminado el primer lunes de septiembre, Día del Trabajo en Estados Unidos.

Ante esa posibilidad de que Obama actué, King fue contundente. "Si el presidente toma su lápiz y realiza ese acto inconstitucional de legalizar a millones, creo que eso se convertiría en algo que es casi una bomba nuclear política", dijo.

XS
SM
MD
LG