Enlaces para accesibilidad

El factor Michelle en la campaña


La primera dama, Michelle Obama, regresa a las campañas políticas por primera vez desde el 2008.

La primera dama, Michelle Obama, regresa a las campañas políticas por primera vez desde el 2008.

La mujer más poderosa del mundo está en campaña.

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, se ha convertido en el nuevo factor que el oficialismo demócrata ha lanzado a la campaña electoral para las legislativas del 2 de noviembre.

De esta forma, los últimos 19 días de campaña electoral se verán ahora enriquecidos por el carisma de esta mujer, el título otorgado por la revista Forbes y las encuestas que sitúan a la primera dama en altos niveles de popularidad.

Por un lado, los demócratas esperan que Michelle Obama impulse la recaudación de fondos y renueve el compromiso de los votantes, a la vez que haga olvidar los débiles niveles de aprobación del mandatario.

Los republicanos en cambio, pretenden convertir la presencia de la primera dama en una nueva forma de reforzar su estrategia de presentar a los candidatos demócratas al congreso, el senado y a gobernador, como “clones” del presidente Obama, al que califican de “impopular”.

La primera dama en acción

Los demócratas que pugnan por conservar el control del Congreso y el Senado ya recibieron alguna ayuda del involucramiento del presidente Obama en las pasadas semanas, reduciendo en días recientes la diferencia con los republicanos. Sin embargo, el 45% de aprobación del presidente, parece haber llegado a un techo en cuanto a su aporte.

Por eso ahora la estrategia oficialista apuesta por el 68% de opinión favorable que tiene Michellle Obama, según un sondeo de The Associated Press y GfK.

La esposa del presidente regresa a las campañas políticas desde que lo hiciera por primera vez en 2008, recordó días pasados The New York Times. Su primera presentación de esta nueva campaña fue en Milwaukee.

Seguirá luego su ciudad natal, Chicago, Denver y posteriormente, toda la atención se centrará en la primera aparición conjunta de la primera dama y el presidente en un acto de campaña en Ohio. En total, la esposa del presidente realizará 10 actos de campaña, en 7 estados, en 12 días.

En su primera presentación, Michelle Obama dio un discurso de 20 minutos, donde nunca mencionó al Partido Republicano, evitando ponerse en ruta de colisión con los candidatos opositores, y sobre todo, apostó por un mensaje optimista.

La buena estrella

La popularidad de Michelle Obama, es sintetizada en una frase por la historiadora especializada en primeras damas, Myra Gutin, quien dice que, si bien para los candidatos demócratas "es excelente tenerlo a él", en realidad "ella es la que tiene la buena estrella".

Tal como la describió Forbes, la popularidad de Michelle Obama se fundamenta en factores como su campaña para reducir la obesidad infantil, o por haberse convertido en "una Jackie Kennedy, con un diploma de Harvard y el sentido de las calles de Chicago".

Incluso el alcance de Michelle Obama con los jóvenes, al mostrarse siempre cercana y en sintonía con sus hijas preadolescentes, también es destacado por los observadores.

De todas formas, los estrategas tratan de volver a encender el fuego de la “Obamamanía” que el presidente generó en 2008, y para ello el mandatario participó en una sesión de preguntas y respuestas con jóvenes, transmitida por MTV, BET y el canal de Country Music entre otros.

Posiblemente, la presencia de la primera dama alivie la presión sobre el mandatario y suavice los ataques.

A la vez que, como sostienen los periodistas que cubren la campaña electoral, introduzca una fuerte dosis de toque humano, estilo y elegancia en una confrontación electoral fuertemente polarizada.

XS
SM
MD
LG