Enlaces para accesibilidad

Michelle entusiasma a los jóvenes


La representante trata de inculcar los valores de comprensión y entendimiento entre la juventud.

La representante trata de inculcar los valores de comprensión y entendimiento entre la juventud.

Michelle Obama se reunió con los jóvenes brasileños, que le deleitaron con una muestra de capoeira.

La primera dama de Estados Unidos Michelle Obama se reunió el sábado 19 de marzo de 2011 con 50 jóvenes brasileños miembros del programa jóvenes embajadores de la embajada de Estados Unidos en Brasil.

Michelle asistió a una presentación de la tradicional danza capoeira y quedó asombrada ante un grupo de tamborileras de samba en el primero de los cinco días de la gira que efectúa su esposo, el presidente Barack Obama, por América Latina.

La primera dama entusiasmó a los jóvenes, muchos de los cuales han participado en un programa del Departamento de Estado que programa viajes a Estados Unidos en intercambio cultural, según informa Associated Press.

Al igual que lo hizo su marido en la conferencia junto a la elite empresarial de Brasil, Michelle inició sus palabras en portugués. "Bom día (Buenos días) ¿Está bien así? Desafortunadamente es todo lo que sé (de portugués)", dijo la primera dama, cuya confesión suscitó el aplauso y la risa de los presentes.

Acompañada por sus hijas Sasha y Malia reiteró su mensaje a la juventud: la educación y el intento de comprender a otras culturas es una de las mejores curas a algunos de los males en el mundo.

La primera dama de Estados Unidos trata de inculcar los valores de comprensión y entendimiento entre la juventud, tal y como lo ha demostrado en otros encuentros y como lo hará en el resto de la gira que le queda por Latinoamérica.

Tanto ella como su esposo "siempre han creído que el futuro de nuestras dos naciones no depende solamente de las relaciones entre los presidentes y los primeros ministros", aseguró, mientras animaba a los presentes a que "salgan de los lugares que conocen y viajen por el mundo".

Una de las jóvenes participantes en el encuentro, Raquel Santos Silva, de 20 años, hizo precisamente eso hace tres años, visitó Washington en un programa de intercambio. El viaje "fue todo un sueño, muy inspirador", dijo Silva, estudiante de Relaciones Internacionales.

"También lo es encontrarme con Michelle Obama. Es una mujer negra firme y el lugar en el que ella se encuentra en la vida inspira a todas las mujeres negras como yo en Brasil", agregó.

XS
SM
MD
LG