Enlaces para accesibilidad

Michelle Bachman va por la presidencia


Una nueva encuesta revela una fuerte intención de voto para Bachmann entre los conservadores de Iowa, un 22%.

Una nueva encuesta revela una fuerte intención de voto para Bachmann entre los conservadores de Iowa, un 22%.

La republicana se describió como la "alternativa audaz" de las elecciones presidenciales de 2012 al lanzar formalmente su campaña.

Michelle Bachman asegura que es la “alternativa audaz” para dirigir el país.

La senadora republicana por Minnesota y favorita del Tea Party, anunció este lunes, 27 de junio de 2011, su candidatura a la nominación presidencial republicana para las elecciones de 2012, en su estado natal de Iowa.

“Estoy aquí, en Waterloo, Iowa, para anunciar que podemos ganar en 2012 y ganaremos” dijo Bachman a la multitud reunida para presenciar el anuncio.

La congresista de hablar franco y favorita del movimiento conservador Tea Party dejó claro que aspira a la presidencia durante un debate del que participó a principios de este mismo mes.

Frente a una mansión histórica en Waterloo, Bachmann dijo que no lanzó su campaña "por vanidad", si no porque los votantes "tienen que escoger una alternativa audaz si es que vamos a cumplir con las promesas del futuro".

Bachman se une así al grupo de republicanos que buscan la nominación de su partido para la presidencia de los Estados Unidos, entre los que se encuentran los ex gobernadores Mitt Romney y Tim Pawlenty, el ex embajador de Estados Unidos en China, Jon Huntsman, Buddy Roemer y Gary Johnson, el ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich, el legislador Ron Paul, el ex senador Rick Santorum y el ex director ejecutivo de la cadena de pizzas Godfather Herman Cain.

Una nueva encuesta de posibles participantes en una votación republicana mostró que Bachman está en segundo lugar detrás de Mitt Romney el favorito aspirante del partido a la presidencia.

Iowa es un estado clave en la campaña electoral estadounidense y en la nominación republicana para la presidencia de la nación.

La republicana, de 55 años, hizo énfasis en sus lazos con el Tea Party, pero también recordó sus raíces demócratas.

XS
SM
MD
LG