Enlaces para accesibilidad

Micheletti dice que no renunciará


El subsecretario de Estado para Latinoamérica, Arturo Valenzuela, coincidió con Brasil sobre la renuncia de Micheletti.

El subsecretario de Estado para Latinoamérica, Arturo Valenzuela, coincidió con Brasil sobre la renuncia de Micheletti.

Estados Unidos y Brasil coincidieron en reclamar a Micheletti que abandone el poder.

A la misma vez que en Brasília se reunían, el novel subsecretario de Estado de Estados Unidos para Latinoamérica, Arturo Valenzuela, con el asesor del presidente Lula da Silva en materia de relaciones exteriores, Marco Aurelio García, para hablar entre otros asuntos, de la situación en Honduras, en Tegucigalpa, el mandatario electo Porfirio Lobo se reunía con el presidente de facto, Roberto Micheletti,

Lo que ambos encuentros tuvieron en común, pese a la distancia, fue que tanto Valenzuela, es decir Estados Unidos, García, en representación de Brasil y Lobo como mandatario electo, reclamaron a Micheletti su renuncia antes del cambio de mando.

La respuesta para todos fue la negativa del presidente de facto hondureño, Roberto Micheletti, quien dijo que no renunciará.

En particular Lobo demandó a Micheletti hacer su parte para dejar atrás la crisis institucional hondureña y renunciar antes de que él asuma el próximo 27 de enero, para ayudar a lograr el reconocimiento internacional así como la reanudación de la ayuda suspendida tras el derrocamiento de Manuel Zelaya en junio.

"No voy a renunciar hasta que termine el período que me corresponde constitucionalmente. Aún y cuando el mundo me lo pida, aún y cuando los países que han estado intransigentemente viéndonos a nosotros con odio, sin justificación, no lo haré", dijo Micheletti en declaraciones a la radio HRN de Honduras.

El presidente de facto justificó su decisión al decir que es “insensato, incorrecto, inconstitucional porque fui nombrado por el Congreso Nacional del 28 de junio al 27 de enero", agregó.

A pesar de que las elecciones de noviembre pasado no fueron reconocidas por una mayoría de naciones latinoamericanas encabezadas por Brasil, Argentina y Venezuela, contaron con el visto bueno de Estados Unidos, Colombia, Perú, Panamá y Costa Rica, y tras el resultado con una actitud de acercamiento de El Salvador.

Por otra parte Lobo también pidió al depuesto presidente Manuel Zelaya que abandone su reclamo de regresar a la presidencia, lo que Zelaya descartó desde la embajada brasileña en Tegucigalpa donde está refugiado desde hace casi tres meses. Estados Unidos y Brasil en tanto, coincidieron en reclamaron que se encuentre una forma en la que Zelaya pueda abandonar la embajada brasileña.

XS
SM
MD
LG