Enlaces para accesibilidad

Malestar en México por reunión Peña Nieto–Trump

  • Sara Pablo - Ciudad de México

La reunión realizada en Ciudad de México es la primera entre un jefe de Estado latinoamericano y Donald Trump

La reunión realizada en Ciudad de México es la primera entre un jefe de Estado latinoamericano y Donald Trump

La reacción en México fue visceral y entre el público —que ya da al presidente mexicano un mínimo índice de aprobación— la percepción fue que Peña Nieto salió perdiendo en su albur y Trump terminó reforzado.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, se defendió de las criticas por su reunión del miércoles con Donald Trump, argumentando que ante la amenaza y el riego que representan algunos de los posicionamientos de Trump, decidió iniciar el diálogo en busca del entendimiento.

Peña Nieto aseguró haber expresado a Trump que sus declaraciones han agraviado al pueblo de México.

“Los mexicanos en Estados Unidos son gente honesta y trabajadora, son personas de bien, que respetan a la familia, que respetan la vida en comunidad y que respetan la ley. Como tal, los mexicanos merecen el respeto de todos”, dijo durante la conferencia de prensa conjunta posterior al encuentro.

Explicó que prácticamente al mismo tiempo que se invitó a Trump, se entregó a la candidata demócrata, Hillary Clinton, una invitación para reunirse con él y confió en que pronto ocurra.

Pero la reacción en México fue visceral y entre el público —que ya da al presidente mexicano un mínimo índice de aprobación— la percepción fue que Peña Nieto salió perdiendo en su albur y Trump terminó reforzado.

“Trump gana poco y peor aún, Peña Nieto pierde mucho”, resumió Javier Urbano Reyes, profesor en el departamento de Estudios Internacionales en la Universidad Iberoamericana en Ciudad de México.

El periódico mexicano Excélsior se quejó de que “sin ser recibido como jefe de Estado, las casi tres horas de Trump en México no le bastaron para ofrecer una disculpa”.

El mismo periódico citó a José Luis Valdés, integrante del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la Universidad Autónoma de México, quien dijo que el gobierno mexicano “equivocadamente” legitimó a “un individuo que desde hace varios meses se ha declarado enemigo de México”.

“Ni siquiera adoptó una posición firme de verdad y habló directamente al señor Trump a la cara y le dijo exactamente por qué sus afirmaciones no son aceptables para los mexicanos”, comentó Tony Payán, director del Mexico Center en el Instituto Baker de la Universidad Rice, en Texas.

“Sonó tibio y demasiado blando. Básicamente se tumbó panza arriba y dejó que el señor Trump consiguiera sus propios objetivos sin conseguir nada a cambio”, agregó Payán.

“Es un insulto y una traición”, dijo el artista mexicano Arturo Meade. “¿Qué puede aportarnos esta reunión, excepto surrealismo en todo su esplendor?”.

No obstante y a pesar de que en Arizona, el candidato republicano dijo que México pagará por el muro que piensa construir en la frontera, Peña Nieto consideró que hay un cambio en el tono del aspirante presidencial y que ha modificado su visión sobre algunos temas, como la posibilidad de mejorar el Tratado de Libre Comercio y no cancelarlo.

Parte de esta información ha sido tomada de la agencia AP.

XS
SM
MD
LG