Enlaces para accesibilidad

México ofreció una pobre imagen

  • Gesell Tobías - Washington, DC

Panamá logró un empate importante ante la selección mexicana en su segundo partido en la Copa de Oro.

Panamá logró un empate importante ante la selección mexicana en su segundo partido en la Copa de Oro.

El entrenador Javier Aguirre le dio una patada en la parte interior del muslo izquierdo a un jugador panameño. Ambos salieron expulsados de la cancha.

El fútbol vivió una situación bochornosa con el encuentro entre mexicanos y panameños en la Copa de Oro, en la noche del jueves.

Cuatro expulsados en el partido fue el resultado de un encuentro en el que hubo muchas patadas y poco juego.

Por supuesto que el partido no fue aburrido en ningún momento. Aunque no por las buenas jugadas, sino más bien por la acción dentro del campo.

México sigue sin encontrar un buen momento y profundizó la crisis al empatar 1-1 con Panamá. Con el empate el “Tri” alcanza cuatro puntos y una gran posibilidad de avanzar a los cuartos de final, pero no es eso lo que la gente espera de la selección mexicana.

El equipo sigue sin convencer. Su juego es muy sucio y de choque. Las pocas ideas se reflejan con tiros desesperados buscando alcanzar un milagro e incluso, en ocasiones, la tricolor se mira asediada por los contrarios.

Giovani Dos Santos tuvo una buena noche y gracias a su habilidad para superar marcas y sin intenciones de ser la única estrella, cedió la pelota al jugador mejor posicionado, Miguel Sabah, para que la mandara a guardar. Minuto nueve y México ya sacaba ventaja.

Pero Panamá hizo lo que mejor le viene: balones aéreos y frontales en busca de un cabezazo certero. Y funcionó.

Luego del gol México perdió el control de la pelota y con ello la suerte de poder llevar a un mejor final el encuentro. Llegaron las acciones fuertes, las tarjetas amarillas y el gol en contra.

Al 29 Felipe Baloy lanzó uno de esos centros mortales a la zona de peligro para que Blas Pérez, a base de fuerza, superara a los defensas y emparejara la justa 1-1. Gol de Panamá y con ello llegó el final del fútbol.
El resto fueron patadas, más tarjetas y encontronazos entre jugadores de ambos bandos.

La cereza sobre la espuma fue la acción del técnico mexicano el “vasco” Javier Aguirre quien salió del banquillo, en el minuto 80 de tiempo corrido, para desquitarse su frustración con Ricardo Phillips, un jugador panameño a quien le ajustó senda patada en el muslo izquierdo mientras este corría por el balón que apenas y terminaba de salir del terreno de juego.

Phillips reaccionó con un empujón al “vasco” y ambos vieron la roja directa.
El alboroto inició, el fútbol pasó de nuevo a un segundo plano y al final el árbitro Joel Aguirre tuvo que dar diez minutos extras a un partido que tuvo poco fútbol y mucha acción.

XS
SM
MD
LG