Enlaces para accesibilidad

Narcos asesinan por usar internet

  • Voz de América - Redacción

Macías, la cuarta periodista asesinada en 2011, utilizaba las redes sociales para denunciar las acciones del narcotráfico en la región.

Las redes sociales comenzaron a ser peligrosas al punto que hacer un comentario en Facebook o Twitter en México, que involucre denuncias sobre las actividades de los narcotráficantes, ahora ya ha colocado en riesgo de muerte a los cibernautas.

La periodista María Elizabeth Macías, jefa de redacción del diario Primera Hora, en el estado de Tamaulipas, México, fue decapitada después de haber denunciado crímenes cometidos por el narcotráfico a través de las redes sociales.

“La cifra de 80 periodistas asesinados en un decenio fue superada en este año 2011, con crímenes cada vez más abominables. No se vislumbra ninguna salida al terror mientras que el país se hunde en una guerra total, en la que tan sólo escribir las palabras ‘tráfico’ o ‘narcos’ puede costar la vida. ¿Qué quedará de la libertad de información mientras duren la barbarie y la impunidad?”, declaró Reporteros sin Fronteras (RSF) en un comunicado.

“Estados Unidos debe imponer un control drástico en el tráfico de armas, sin el cual la tragedia mexicana continuará”, agregó el informe.

Macías, la cuarta periodista asesinada en 2011, utilizaba las redes sociales para denunciar las acciones del narcotráfico en la región.

Junto a su cadáver, se encontraron dos teclados de computadora, un reproductor de discos y varios cables, acompañados de un mensaje. "“Ok Nuevo Laredo en vivo y redes sociales. Yo soy la nena de Laredo y aquí estoy por mis reportes y los suyos… para los que no quieren creer, esto me pasó por mis acciones, por confiar en SEDENA y MARINA… Gracias por su atención Atte: La ‘Nena’ de Laredo… ZZZZ”, según informó la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tamaulipas. Macías tenía un blog bajo el seudónimo "la Nena de Nuevo Laredo".

“El ejercicio de la profesión periodística se vuelve impracticable, mientras que las autoridades federales aún tardan en aplicar los nuevos mecanismos de protección para periodistas firmados desde hace un año”, agrega RSF.

XS
SM
MD
LG