Enlaces para accesibilidad

México y EE.UU. aúnan fuerzas

  • Irene Larraz

Ambos coincidieron en la necesidad de los dos países de trabajar de forma conjunta para afrontar los nuevos retos que se les plantean.

Ambos coincidieron en la necesidad de los dos países de trabajar de forma conjunta para afrontar los nuevos retos que se les plantean.

Los embajadores de Estados Unidos y de México discutieron sobre la relación y los desafíos comunes entre ambos países.

“Una de las cosas que EE.UU. ha reconocido es lo importante que es México para nosotros. Todo lo que ha hecho por ellos demuestra que son un importante aliado”, expuso el embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual, durante la conferencia ‘Las relaciones entre México y Estados Unidos hoy en día’.

Pascual y Arturo Sarukhan, embajador de México en Estados Unidos, dialogaron sobre el tema para el que abordaron asuntos como la seguridad, la inmigración o el cuestionamiento para legalizar la marihuana.

Ambos coincidieron en la necesidad de los dos países de trabajar de forma conjunta para afrontar los nuevos retos que se les plantean. “Hay obviamente asuntos que siguen presionando a ambos países, sobre los que tenemos que formar una perspectiva común”, explicó Pascual, quien agregó que se trata de una “responsabilidad común”.

“El presidente Obama ha enfatizado que se están haciendo grandes esfuerzos para buscar soluciones internacionales (a la seguridad). Tenemos una parte de la responsabilidad para solucionar estos asuntos, que también están afectando a Estados Unidos”, recalcó.

Por su parte, Sarukhan insisitó en la necesidad de mantener los acuerdos de cooperación en materia de seguridad, ya que “hay gente que está presionando para volver al periodo de impunidad”, lo que obliga a “seguir trabajando la persecución a la violencia”.

Ambos reconocieron que se trata de estrategias de largo plazo, por lo que habrá que esperar para reconocer su efectividad. Pero ambos reafirman los cambios que ya están sucediendo.

“Algunas de las ciudades más seguras son San Diego, El Paso, Austin o San Antonio. La clave es que hay una realidad que hemos visto en las fronteras de México y que funciona: invertir en más gente, en más seguridad. Tenemos muchísimos más inspectores que en la época de Bush, y lo novedoso es que ahora están investigando en ambos lados de la frontera”, indicó Pascual.

Economía e inmigración van de la mano

“Tenemos que prestar atención a la perspectiva humana de la inmigración, porque desde una perspectiva solamente política se dejan de lado los aspectos positivos que pueden beneficiar a ambos países”, reconoció Pascual.

Sin embargo, ambos embajadores apuntaron que la recesión económica ha puesto en peligro la integración de los inmigrantes hispanos. La apuesta podría ser, según aseguran, una mayor educación que ahuyente el miedo.

El 70% de los inmigrantes respaldan la reforma migratoria, señaló Pascual, quien asegura que “hay miedo hacia el futuro y necesitan algo que les de seguridad sobre qué va a ser la inmigración. Esto no consiste sólo en leyes que la población pueda afrontar, sino en desarrollar un entendimiento entre los políticos para constituir un marco común. Tenemos que cambiar la idea de que la inmigración es el peor efecto en plena recesión”.

XS
SM
MD
LG