Enlaces para accesibilidad

Toman medidas para evitar subir a ‘La Bestia’

  • Voz de América - Redacción

México invertirá $150 millones de dólares en los próximos cinco años para evitar que "La Bestia" sea usado por migrantes.

México invertirá $150 millones de dólares en los próximos cinco años para evitar que "La Bestia" sea usado por migrantes.

El tren que es utilizado por migrantes centroamericanos para cruzar México aumentará su velocidad para prevenir que se suban a él.

Ferrocarriles Chiapas-Mayab (FCCM), operadores del tren conocido como “La Bestia”, invertirá $150 millones de dólares en los próximos cinco años para hacer más rápido uno de los tramos más peligrosos del recorrido.

Según informó el periódico mexicano Reforma, la empresa asumirá, en breve, la operación de la red ferroviaria que sirve al sureste y cruza por Chiapas y otros estados.

La inversión servirá, por ejemplo, para incrementar la velocidad de trayecto de 10 a 30 kilómetros por hora, con el fin de hacer más eficiente la transportación de materias primas y productos y prevenir el uso irregular del tren por parte de migrantes indocumentados, según María Isabel Pons, directora general adjunta de FCCM.

Si bien la ejecutiva de la empresa dio argumentos comerciales, el anuncio llega días después de que el secretario de Gobernación de México, Miguel Ángel Osorio Chong, anunciara que los migrantes ya no podrán subirse al ferrocarril de carga, que recorre el país de sur a norte, con el objetivo de acercarse a la frontera norte de México y así cruzar a EE.UU.

“En el momento que tú subes la velocidad, que haces vías más seguras, pues no van a tener la oportunidad estas personas de subir. La gente se sube porque la calidad del ferrocarril ha bajado, la calidad de la operación ha bajado, entonces ha bajado la velocidad”, explicó Pons.

Además, procederán al mejoramiento de la vía mediante la sustitución de la planchuela del ferrocarril (placas metálicas que unen los dos rieles), por soldadura “luminotecnias”, con lo que “se evitarán los robos de piezas y de partes de la vía, que son los que provocan los descarrilamientos. Ahora quitan los tornillos, quitan las planchuelas para que se pare el tren y se suba la gente. Con esta soldadura, ya no hay qué se roben”, añadió.

Adicionalmente, montarán un Centro de Control deTráfico, con el que se podrá monitorear vía satélite tanto el trayecto del ferrocarril como la carga, por medio de videocámaras.

XS
SM
MD
LG