Enlaces para accesibilidad

Melo-manía en Nueva York


Un doble-doble de 27 puntos y 10 rebotes fue lo que “Melo” Anthony marcó su en estreno con los Knicks.

Un doble-doble de 27 puntos y 10 rebotes fue lo que “Melo” Anthony marcó su en estreno con los Knicks.

El Madison Square Garden le dio una cálida bienvenida y Carmelo Antonhy devolvió la atención con goleo y buen juego.

Nueva York siempre parece tener motivos para festejar. Y los Knicks, el equipo de básquetbol de la Gran Manzana hacia ya más de una década que no pintaba una sonrisa en la cara de sus fanáticos.

Sin embargo, la lealtad de los hinchas de los Knicks y su sed por victorias, este año parece que será respondida por el equipo.

Tras una buena primera mitad de temporada, liderados por Amare Stoudemire, ahora los Knicks iniciaron el tramo final, tras el Juego de las estrellas, incorporando al estelar alero Carmelo Anthony. Y su debut en la Catedral, en el Madison Square Garden no podía haber sido mejor.

Un doble-doble de 27 puntos y 10 rebotes fue lo que “Melo” Anthony marcó su en estreno con la casaca de los Knicks, vestido de azul -aunque jugaron como locales- para vencer 114-108 a los Bucks de Milwaukee.

Otro que tuvo un notable estreno fue el experimenta base Chauncey Billups, que ya fue campeón de la NBA, y que llegó junto con Anthony desde los Nuggets de Denver, para sumarse a Amare Stoudemire.

Manhattan celebró la llegada de Anthony de diferentes formas, incluso, hasta dándole su nombre a un gigantesco sándwich, revelado de la Melo-Manía que viven la ciudad.

XS
SM
MD
LG