Enlaces para accesibilidad

Mejores datos en economía de EE.UU.


La mejora en los datos macroeconómicos, aún no revelan un impacto en el mercado de trabajo y el desempleo se mantiene alto.

La mejora en los datos macroeconómicos, aún no revelan un impacto en el mercado de trabajo y el desempleo se mantiene alto.

Para reducir el desempleo del 9,6% los analistas consideran que el crecimiento económico debe ser del 3,5%.

El tercer trimestre cerró con datos alentadores para la economía de Estados Unidos.

De acuerdo con los datos preliminares dados a conocer por el Departamento de Comercio, la expansión del Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos fue revisada a un ritmo anualizado del 2,5%, desde el 2% estimado originalmente.

La recuperación llega impulsada por las exportaciones y el gasto del consumidor. En particular, el gasto del consumidor, que representa más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos, creció a una tasa del 2,8% en el tercer trimestre, entre julio y septiembre, en lugar del 2,6% reportado inicialmente.

Pero la mejora en los datos macroeconómicos aún no revelan un impacto en el mercado de trabajo y el desempleo se mantiene alto.

Según algunos informes recientes, la actividad económica se recuperó levemente al inicio del cuarto trimestre, pero el crecimiento probablemente se mantendrá todavía por debajo de la tasa del 3,5% que los economistas consideran necesaria para reducir la tasa de desempleo del 9,6%.

"Con suerte, podemos tener algo de este impulso en el cuarto trimestre. Es una buena noticia", dijo Nigel Gault, economista jefe de IHS Global Insight en Lexington, Massachusetts.

A comienzos de noviembre de 2010, los temores sobre el lento ritmo de crecimiento de la economía, llevaron a la Reserva Federal a adoptar nuevas medidas de alivio monetario mediante la compra de $600.000 millones de dólares en bonos del gobierno para mantener bajas las tasas de interés en el mercado.

La revisión al PIB mostró también que el crecimiento de las importaciones en Estados Unidos no fue tan grande como se consideró en octubre del 2010, mientras que las exportaciones fueron un poco mayores.

Por otra parte, el reporte reafirmó el hecho de que no existen presiones inflacionarias en la economía, lo cual los analistas señalan como la mayor preocupación.

El índice de precios de consumo personal excluyendo alimentos y energía, que es la medida preferida por la Reserva Federal para analizar la marcha de la inflación, mostró un crecimiento a una tasa anual del 0,8%, la segunda menor lectura desde 1962.

XS
SM
MD
LG