Enlaces para accesibilidad

Maduro nuevo presidente del PSUV


El nuevo presidente del PSUV deberá liderar el partido con la sombra de Hugo Chávez como "líder eterno".

El nuevo presidente del PSUV deberá liderar el partido con la sombra de Hugo Chávez como "líder eterno".

El vicepresidente de Cuba Miguel Díaz-Canel, asistirá este lunes a la sesión especial con motivo del día del nacimiento del fallecido Hugo Chávez, quien fue designado “líder eterno” del partido en este congreso.

El presidente de Venezuela Nicolás Maduro fue elegido como presidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). “No hay democracia sin socialismo. Vamos hacia la construcción de un nuevo Estado y un nuevo gobierno" dijo Maduro.

En la plenaria del III Congreso realizado en medio de turbulencias internas que han cuestionado el liderazgo de Nicolás Maduro también fue designado como “líder eterno” el expresidente fallecido Hugo Chávez.

Maduro presentó cinco propuestas relativas a la transformación del partido para ser discutidas en el evento. Destaca la creación de una escuela para formar a los “cuadros” de la organización política.

“El PSUV debe estar organizado para dirigir esta guerra política contra los enemigos internos y externos” dijo Maduro. “No es por el camino del izquierdismo agonizante o el reformismo entreguista por donde vamos a alcanzar la síntesis del partido sino por el camino del chavismo", puntualizó.

En la elección de Maduro como presidente del partido participaron unos 500 delegados electos por las bases del partido, en un poco transparente proceso electoral del que no se conocieron resultados, sino solo ganadores.

Fueron anunciados la semana pasada por el vicepresidente del partido, el presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello, quien dijo que era “difícil” dar a conocer los escrutinios.

El viernes, un día antes de la instalación de la plenaria del III Congreso del PSUV el movimiento Marea Socialista entregó un documento al PSUV en el que criticó la elección interna del partido de gobierno. Propuso además una constituyente para renovar la dirigencia de la organización partidista. Este mismo movimiento criticó en el pasado reciente al presidente Maduro por no escuchar a las bases.

Ni las críticas de Marea Rojo, ni una segunda carta pública enviada por el ex ministro Héctor Navarro a la directiva del partido, reclamando su restitución, fueron tomadas en cuenta. El gobernador del estado Anzoátegui, Aristóbulo Iztúriz las descartó.

“Ni corrientes ni Navarro cuentan para nada, el partido debate aspectos ideológicos, políticos y la concepción del chavismo, por lo que no vamos a manchar un congreso que ha sido ejemplar con cosas intrascendentes”, dijo Iztúriz.

El especialista en opinión publica Gabriel Reyes dijo a la Voz de América que este congreso refleja que el PSUV “es una organización cuyos valores democráticos internos están alejados de la aspiración de la base. La escasa participación deja en evidencia un sabor de ausencia de legitimidad de origen”.

Apunta Reyes hacia el interés que tiene Maduro en este evento. “La misma convocatoria trata de rescatar la unidad perdida del PSUV a raíz de la pugna de distintas facciones. Es un encuentro necesario para limar asperezas, conciliar y negociar posiciones de cara a lo que será el gobierno de Maduro en sí mismo”.

En este Congreso que termina el jueves serían presentadas las propuestas que desde diversos sectores del oficialismo ha recibido el presidente Maduro sobre las medidas que deben ser tomadas por su gobierno para solventar la crisis económica que enfrentan los venezolanos.

La inflación anualizada al mes de mayo de 2014 se ubica en 60%.

XS
SM
MD
LG