Enlaces para accesibilidad

¿Todavía casado?


En 1978, apenas el 28% consideraba que el matrimonio se estaba tornando anticuado.

En 1978, apenas el 28% consideraba que el matrimonio se estaba tornando anticuado.

El censo registró el nivel más bajo de matrimonios el pasado mes de septiembre de 2010.

Casi uno de cada tres niños en el país vive con un padre divorciado, separado o nunca casado. ¿Es una moda anticuada el matrimonio? El 40% de los estadounidenses piensan que sí.

Entre los hispanos ese descenso ha sido aún más notable, ya que la tasa de adultos casados ha caído del 72% en 1960 al 50% en 2008, según un estudio del Centro Pew de Investigación y la revista Time.

La institución familiar permanece intocable, el cambio apunta a que cada vez son más los que creen que el matrimonio no es condición necesaria para formar una.

Los tiempos cambian, y con ellos las modalidades de desarrollar un entorno familiar. Así lo demuestra el informe.

De esta forma, también las instituciones comienzan a adaptarse a estos cambios sociales y aceptar así otras nociones de lo que el concepto ‘pareja’ significa. Un claro ejemplo de ello es la iniciativa de la Oficina del Censo, que planea incorporar definiciones más amplias de la familia para medir la pobreza, en un cambio motivado en cierto modo por recientes aumentos en parejas no casadas que conviven.

Un 29% de los niños menores de 18 años viven con uno o ambos padres no casados o divorciados; cinco veces más que en 1960, según el informe.

Asimismo, el 15% tiene padres que se divorciaron o separaron y un 14%, padres que nunca se casaron. Dentro de estos dos grupos, para un 6% sus padres son parejas que conviven y que optaron por criar a sus hijos sin casarse.

Nuevas nociones

Detrás de esta percepción se encuentran los datos más bajos de matrimonio en adultos de más de 18 años, según reveló el censo del mes de septiembre de 2010.

En 1978, apenas el 28% consideraba que el matrimonio se estaba tornando anticuado.

Al preguntársele sobre lo que constituye una familia, la gran mayoría coincide en responder una pareja casada, con o sin hijos. Pero cuatro de cada cinco de los encuestados también destacaron que puede referirse a una pareja de personas del sexo opuesto no casadas, con hijos, o un solo padre o madre solteros. Un porcentaje menor, tres de cada cinco, aceptaron como familia a una pareja del mismo sexo con hijos.

"El matrimonio sigue siendo todavía muy importante en este país, pero no domina la vida familiar como solía", comentó Andrew Cherlin, profesor de sociología y política pública en la Universidad Johns Hopkins. "Ahora hay varios medios de tener una vida familiar exitosa, y más gente lo acepta".

El informe también hace referencia a que la nueva generación de jóvenes de entre 18 y 29 años es la que lidera este cambio social en la actitud hacia la institución familiar. Para ellos, tener padres divorciados o amigos en esa situación es ya una coyuntura normalizada.

XS
SM
MD
LG