Enlaces para accesibilidad

Presentan cargos contra sospechoso de matanza en Michigan

  • Voz de América - Redacción

Jason Dalton escucha los cargos en su contra desde la cárcel donde está detenido durante en el condado Kalamazoo, en Michigan. Dalton era un conductor de Uber driver que al parecer continuó prestando servicio a pasajeros durante su jornada criminal.

Jason Dalton escucha los cargos en su contra desde la cárcel donde está detenido durante en el condado Kalamazoo, en Michigan. Dalton era un conductor de Uber driver que al parecer continuó prestando servicio a pasajeros durante su jornada criminal.

El sospechoso, un conductor de Uber, de 45 años, fue acusado de asesinato, asalto y otros delitos relacionados con armas de fuego.

Jason Dalton, el sospechoso de una serie de mortales tiroteos el sábado en Kalamazoo, Michigan, en el norte de Estados Unidos, fue acusado este lunes de seis cargos de asesinato, 10 cargos de asalto y otros delitos relacionados con armas de fuego.

Dalton, de 45 años, quien disparó y mató a seis personas e hirió gravemente a otras dos a lo largo de varias horas, es un motorista de Uber, la plataforma de contratación de transporte por internet. El hombre, que fue arrestado el domingo, no tenía antecedentes criminales, dicen las autoridades.

Este lunes, el presidente Barack Obama instó a los gobernadores del país, de visita en la Casa Blanca a "hacer algo más" para evitar la violencia con armas de fuego. "Ustedes tienen familias destrozadas hoy", dijo el mandatario que desde hace mucho tiempo exhorta a restringir las leyes de porte de armas.

El sospechoso continuó recogiendo pasajeros mientras cometía los crímenes. Uno de ellos, es Matthew Mellen, quien dice que fue recogido por Dalton el sábado por la noche y que poco después el hombre recibió una llamada y tras colgar comenzó a conducir erráticamente, sin respetar las señales de transito y rozando otros vehículos. Mellen señala que se asustó tanto que cuando Dalton finalmente se detuvo, él prácticamente saltó del auto y llamó a la policía.

Los ataques comenzaron alrededor de las 6:00 de la tarde del sábado en el estacionamiento de un complejo de apartamentos, cuando el sospechoso disparó e hirió gravemente a una mujer.

Cuatro horas más tarde, a 40 kilómetros del primer tiroteo, Dalton mató a un padre y su hijo que miraban autos en el estacionamiento de un concesionario de vehículos Kía.

Quince minutos después mató a cuatro mujeres en el estacionamiento de un restaurante Cracker Barrel e hirió de gravedad a una niña de 14 años.

Las autoridades investigan si Dalton recogió algun pasajero para Uber en las horas en que sucedieron los ataques. Dijeron que estuvo en contacto con una persona durante ese tiempo, pero hasta ahora nadie más ha sido implicado.

El jefe de seguridad de Uber, Joe Sullivan, dijo en un comunicado que la empresa está "conmocionada y triste por esta violencia sin sentido" y ha ofrecido colaborar con los investigadores en lo que sea necesario.

La policía dice que no ha identificado aún los motivos de la matanza.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG