Enlaces para accesibilidad

Asesino escolar citó a sus víctimas

  • Voz de América - Redacción

Residentes de Marysville dejaron ofrendas para recordar a las víctimas del tiroteo en la escuela en el estado de Washington.

Residentes de Marysville dejaron ofrendas para recordar a las víctimas del tiroteo en la escuela en el estado de Washington.

Jaylen Fryberg, quien disparó a cinco estudiantes en una escuela del estado de Washington, les escribió a las victimas mensajes de texto poco antes de desatar el caos en la cafetería.

El estudiante responsable de un tiroteo en una escuela secundaria del estado de Washington la semana pasada invitó a sus víctimas a almorzar por mensaje de texto, para luego dispararles en su mesa, informaron el 27 de octubre investigadores.

El jefe de policía del condado de Snohomish, Ty Trenary, dijo en rueda de prensa que los cinco estudiantes estaban en una mesa almorzando cuando Jaylen Fryberg les disparó.

Fryberg luego se suicidó.

Los detectives están investigando mensajes de texto, llamadas y registros de medios sociales como parte de una investigación que podría tomar meses, dijo Trenary.

“La pregunta que todo el mundo quiere saber es `¿por qué?’”, dijo Trenary. “No sé si el `por qué 'es algo que podemos proporcionar”.

Fryberg, un jugador de fútbol que fue nombrado un príncipe de la escuela una semana antes de los asesinatos, fue miembro de una prominente familia de tribus indias Tulalip.

Si bien el menor parecía feliz, también estaba molesto por una menor, dijeron amigos según la AP.

Su cuenta de Twitter muestra sentimientos de angustia, con publicaciones vagas como “No va a durar ... Nunca va a durar”, y “yo debería haber escuchado. ... Tenías razón ... Durante todo el tiempo tenías razón”.

El viernes, después de enviar mensajes de texto a cinco amigos para invitarlos a almorzar, él sacó un arma de fuego en la cafetería y comenzó a disparar.

Las víctimas son Zoe R. Galasso, quien murió en el lugar; Gia Soriano, quien murió en un hospital la noche del domingo; Shaylee Chuckulnaskit, quien permanece en estado crítico; y sus dos primos, Nate Hatch y Andrew Fryberg. Todos tienen 14 años excepto Fryberg, con 15.

Hatch, quien recibió un disparo en la mandíbula, es la única víctima que ha mostrado una mejoría.

La familia de Soriano dijo que sus órganos serían donados.

“Estamos devastados por esta tragedia sin sentido”, dijo su familia en un comunicado, leído en rueda de prensa por la Providencia Regional Medical Center Dr. Joanne Roberts. “Gia es nuestra hermosa hija, y las palabras no pueden expresar lo mucho que vamos a echar de menos”.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG