Enlaces para accesibilidad

Mariposas Monarca corren el riesgo de desaparecer

  • Voz de América - Redacción

Estas mariposas de color negro y anaranjado se encuentran en todo el territorio estadounidense y en algunas zonas de México y Canadá.

Estas mariposas de color negro y anaranjado se encuentran en todo el territorio estadounidense y en algunas zonas de México y Canadá.

Ecologistas estadounidenses se unen para pedir que se incluyan a estos insectos dentro de la lista de especies protegidas y evitar su extinción.

El cambio climático, la pérdida de su hábitat natural, el uso de herbicidas y los parásitos son algunos de los factores que han intervenido en la desaparición de casi el 90% de la población de mariposas Monarca en EE.UU. durante los últimos 20 años.

Por esta razón, un grupo de ecologistas estadounidenses han recogido toda la evidencia para pedir al Servicio de Vida Salvaje y Pesca de Estados Unidos la inclusión de estas mariposas en la lista de especies protegidas y evitar su total extinción.

Las mariposas Monarca se encuentran en todo el territorio estadounidense y en algunas partes de México y Canadá, y según cuenta la historia su población era tan abundante que en el siglo XIX logró formar una nube negra en el valle del Mississippi.

Los investigadores culpan especialmente a la desaparición del algodoncillo, la planta de la que se alimentan y donde crían como consecuencia del uso de un herbicida conocido como Roundup.

Se estima que el terreno perdido de las Monarca equivale al territorio de Texas, por lo que los ecologistas consideran que “la ley de protección debe aplicarse lo más rápido posible ya que todavía hay tiempo de revertir su declive", dijo Lincoln Brower, un experto en mariposas Monarca que lleva estudiándolas desde 1954.

De aceptarse la petición, sería ilegal matar mariposas Monarca intencionalmente, así como modificar su hábitat sin un permiso. Además, se designaría y protegería un háhitat crítico para ayudar a su reproducción.

La petición se encuentra en la fase de revisión y deberá pasar una prueba de 90 días para ver si aplica la designación de especie protegida.

XS
SM
MD
LG