Enlaces para accesibilidad

La larga espera de Mariano Rajoy

  • Voz de América - Redacción

Mariano Rajoy se convirtió en presidente de España, en su tercer intento por llegar al poder.

Mariano Rajoy se convirtió en presidente de España, en su tercer intento por llegar al poder.

Luego de dos derrotas electorales, el nuevo presidente de España fue capaz de consolidar su liderazgo gracias a su perseverancia más que a su “carisma político”.

No habrá “luna de miel” después de las elecciones para el nuevo presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, con un país al borde de la recesión y un desempleo que bordea el 22%.

Amigos y asesores describen a Rajoy como una persona introvertida y que nunca dice lo que está pensando, lo cual hace difícil para muchos españoles y para la comunidad Europea evaluar sus planes para transformar la economía española.

Mariano Rajoy, es un abogado gallego de 56 años, casado, con dos hijos y quien trabajó como registrador de tierras antes de entrar a la política local, quien se describe a sí mismo como perfeccionista, introvertido y muy prudente, es jurista, como su padre y sus hermanos.

El líder del Partido Popular (PP) ocupó distintos cargos públicos hasta llegar a ministro de varias carteras cuando José María Aznar llegó al poder en 1996.

En el 2000 volvió a triunfar Aznar, quien prometió cumplir dos mandatos y no repetir. Fue entonces cuando Rajoy se convirtió en vicepresidente, tras ocupar otras carteras como Interior, Educación o Administraciones Públicas.

Aznar también dejó el camino limpio para que su amigo Rajoy se convirtiera en su sucesor pese a que todos los sondeos lo describían como un personaje sin atracción ni carisma político.

Los sondeos tenían razón y la imagen de Rajoy, de buena persona pero sin personalidad política persistió y explicó en parte sus derrotas en 2004 y 2008, cuando perdió dos elecciones generales por la presidencia del gobierno español ante los socialistas y en particular ante el ahora saliente presidente, José Luis Rodríguez Zapatero.

Después de 30 años en el mundo de la política y por primera vez, Rajoy dejó atrás a sus rivales y proclamarse como presidente electo en una gran elección para el PP. En parte también por la posición de fuerza que le ofreció la crisis económica que afecta a España de forma particular.

Como católico moderado, Rajoy podría intentar derribar la nueva ley del aborto, que permite interrumpir el embarazo a menores sin consentimiento paterno, y la de las bodas entre homosexuales, una de las medidas aprobadas por Zapatero y que el PP ha recurrido ante el Tribunal Constitucional.

El nuevo presidente de España también es un amante de los deportes, particularmente del ciclismo y el fútbol, pero más importante aún es su buena relación con la presidenta de Alemania, Angela Merkel, a quien tendrá que convencer de su capacidad para liderar la salida a la crisis económica del país y su restablecimiento como potencia en la “zona euro”.

XS
SM
MD
LG