Enlaces para accesibilidad

Holder: preocupación compartida por caso Martin

  • Voz de América - Redacción

Las manifestantes por la absolución de Zimmerman se produjeron de costa a costa de Estados Unidos, incluyendo las que se llevaron a cabo en Times Square, en Nueva York.

Las manifestantes por la absolución de Zimmerman se produjeron de costa a costa de Estados Unidos, incluyendo las que se llevaron a cabo en Times Square, en Nueva York.

Miles de manifestantes en distintas ciudades de Estados Unidos cantaron, oraron y protestaron por el veredicto absolutorio en el caso de George Zimmerman.

Como “trágica e innecesaria” calificó el secretario de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder, la muerte del adolescente afroestadounidense, Trayvon Martin, y señaló que comparte las preocupaciones de los ciudadanos sobre el caso.

El funcionario agregó que el país tiene ahora la oportunidad de hablar honesta y abiertamente sobre un tema complicado y que carga un gran componente emocional. Fueron los primeros comentarios de Holder tras el fallo que absolvió a George Zimmerman en las primeras horas de la noche del sábado.

El secretario de Justicia dio un discurso ante la convención de la fraternidad universitaria Delta Sigma Theta -de la cual su esposa es integrante-, donde destacó que sus integrantes, “las Deltas, están profunda y justificadamente preocupadas sobre este caso”. También dijo que los padres del adolescente muerto están sufriendo lo que ningún padre debería padecer.

Libre, pero no del todo

George Zimmerman quedó libre, pero no del todo.

Un jurado lo absolvió por la muerte de Trayvon Martin, de 17 años, pero como la ha hecho por más de un año, Zimmerman podría tener que seguir escondido.

“Va a tener que mirar por encima del hombro el resto de su vida”, comentó el hermano del acusado, Robert Zimmerman Jr., en una entrevista en la cadena de televisión CNN.

La muerte de Martin en febrero de 2012 provocó en todo Estados Unidos un debate sobre la caracterización racial, la defensa propia y la justicia igualitaria. En protestas en todo el país los manifestantes criticaron a la Policía de Sanford, un suburbio de Orlando, por demorarse 44 días en arrestar a Zimmerman. Muchos, entre ellos los padres de Martin, dijeron que el joven negro desarmado fue caracterizado racialmente por Zimmerman, quien se identifica como hispano y es hijo de una peruana.

“Estamos decididos, tanto como ustedes lo están, a combatir la violencia que involucra o afecta contra los jóvenes, para prevenir tragedias futuras y para enfrentar actitud subyacentes, creencias erróneas y estereotipos que sirvan de base a este tipo de incidentes tan comunes”, dijo Holder.

También Holder sostuvo que el Departamento de Justicia “abrió una investigación sobre este tema” en la primavera pasada. De esta forma Holder se refirió al proceso que podría llevar al Departamento de Justicia presentó cargos relacionados con derechos civiles federales contra Zimmerman, aunque no ofreció indicios de cómo se podría definir el tema.

La senadora Demócrata por California, Barbbara Boxer envió una carta al secretario Holder donde destaca su respeto por la decisión del jurado, pero apoya la decisión de la secretaría de Justicia de revisar la evidencia del caso "el Estado de Florida vs. George Zimmerman"

Manifestaciones

Miles de manifestantes en distintas ciudades de Estados Unidos cantaron, oraron y, en algunos casos aislados, provocaron desordenes en protesta por el veredicto absolutorio en el caso de George Zimmerman que había sido acusado por la muerte del adolescente afroestadounidense Trayvon Martin.

​La policía de Los Angeles, vistiendo trajes antimotines, arrestó a 80 personas en la madrugada del lunes luego que manifestantes se reunieron en el Bulevard Sunset de Hollywood para protestar el fallo.

Escenas parecidas se repitieron en Oakland, donde la policía trató de dispersar a una multitud en una intersección céntrica después de un pequeño grupo de gente comenzó a romper ventanas y pintar graffitis la noche del domingo, informó el Oakland Tribune.

En el centro de Chicago, en una manifestación en la que participaron unas 200 personas, se dijo que el veredicto era un símbolo del racismo persistente en Estados Unidos. En Nueva York, cientos de manifestantes cantaron “Justicia para Trayvon Martin” pero también hubo protestas en San Francisco, Atlanta, Miami, Milwaukee, Filadelfia y Washington, DC.

Afortunadamente, los llamados del presidente Barack Obama, y de otros líderes civiles y religiosos por mantener la calma, respetar el veredicto y reflexionar sobre la violencia armada tuvieron eco en la mayoría de las manifestaciones.

La discusión en los programas de análisis dominicales de la televisión estadounidense terminó por eso centrada en las opciones que tiene o no tiene el Departamento de Justicia para demandar civilmente a Zimmerman y en la dificultad de probar que hubo motivaciones raciales en el homicidio de Trayvon Martin, ahora que ha habido un veredicto absolutorio.

XS
SM
MD
LG