Enlaces para accesibilidad

Romney busca victoria en Maine

  • Voz de América - Redacción

El congresista Ron Paul se ha esforzado por lograr en Maine su primera victoria.

El congresista Ron Paul se ha esforzado por lograr en Maine su primera victoria.

Tras sus reveses en Colorado, Minnesota y Missouri, el aspirante a la nominación presidencial Mitt Romney recibe el apoyo de conservadores republicanos.

Luego de sus tres fulminantes reveses, en Colorado, Minnesota y Missouri, el aspirante a la nominación presidencial republicana Mitt Romney está necesitado de un triunfo en las primarias del estado de Maine para insuflarle ánimo a su campaña en pos de la Casa Blanca.

Por lo pronto, el ex gobernador se impuso este sábado en una votación de prueba llevada a cabo entre conservadores republicanos con el 38 por ciento de los votos.

La Conferencia de Acción Política Conservadora dio el segundo puesto de sus preferencias al ex senador Rick Santorum, con 31 por ciento, y después al ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich con 15 por ciento. El cuarto contendiente, Ron Paul, obtuvo el 12 por ciento.

Cuando se les preguntó cuál sería la mejor opción para candidato vicepresidencial republicano, el 34 por ciento mencionó al senador por Florida Marco Rubio.

Las primarias

La votación en docenas de asambleas locales del partido (caucus) de Maine viene desarrollándose desde fines de enero, y cuando concluyan en más de 20 de ellas este sábado se sabrá quién fue el ganador de la contienda en ese estado, que no ha acaparado mucho la atención porque no es de los más grandes.

Sin embargo, Romney daría cualquier cosa por evitar un cuarto revés consecutivo allí, mientras que su rival Ron Paul, congresista por Texas, también tiene cifradas grandes esperanzas en Maine, donde luego de ocho derrotas consecutivas el congresista tendría posibilidades de ganar, según las encuestas.

El desenlace de las nuevas asambleas de partido tiene lugar cuatro días después de que el ex senador Santorum sorpresivamente arrasó en tres estados victorias que no se espera que repita ahora porque no hizo campaña en Maine; tampoco el cuarto rival republicano, Newt Gingrich, concentrado en las primarias que tendrán efecto en 10 estados el 6 de marzo próximo.

Según el presidente del partido republicano en el estado, Charlie Webster, la contienda la ganará Romney o Paul, “porque sencillamente ninguno de los otros (precandidatos) han estado realmente aquí, ni se les ha visto involucrados”.

Sin embargo, analistas políticos apuntan que aunque Maine es pequeño y sólo otorga 24 delegados a la Convención Republicana que elegirá el candidato por el partido a la presidencia, no deja de tener importancia porque se trata de un estado que, en la hora final, lo mismo se inclina a última hora a favor de un demócrata que de un republicano.

El congresista Paul obtuvo hace cuatro años resultados bastante buenos en los caucus del estado, cuando ganó más de 18 por ciento de los votos, y se presume que su apoyo entre los electores haya crecido desde entonces.

Después de Maine, las venideras contiendas republicanas tendrá lugar con primarias en Arizona y Michigan el 28 febrero, y luego habrá asambleas de partido el 3 de marzo en Washington.

XS
SM
MD
LG