Enlaces para accesibilidad

Ahmadinejad es recibido con agrado


Los residentes del sur del Líbano marcharon a recibir a Ahmadinejad en Bint Jbeil, un pueblo fronterizo y bastión de Jezbolá que fue uno de los más atacados durante la guerra del 2006 entre Israel y Jezbolá.

Los residentes del sur del Líbano marcharon a recibir a Ahmadinejad en Bint Jbeil, un pueblo fronterizo y bastión de Jezbolá que fue uno de los más atacados durante la guerra del 2006 entre Israel y Jezbolá.

El presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, está visitando poblaciones en el sur del Líbano, cerca de la frontera con Israel, mientras logra apoyo para la lucha armada del grupo militante Hezbollah contra el estado judío.

El líder iraní visitará áreas del Líbano que fueron destruidas durante la guerra de Hezbollah con Israel en 2006.

Dinero iraní ayudó a reconstruir partes del Líbano destruida durante el conflicto, por lo que el presidente Ahmadinejad recibió una cálida bienvenida de los ciudadanos en el área.

Decenas de miles de personas realizaron una manifestación a favor del presidente iraní, otras miles se congregaron en un estadio en la aldea de Bint Jbeil, ondeando banderas iraníes y libanesas antes del discurso de Ahmadinejad.

La aldea está ubicada a unos 4 kilómetros de la frontera con Israel y quedó gravemente destruida durante la guerra de Israel con Hezbollah hace cuatros años.

En un acto para Hezbollah, el presidente iraní criticó a Israel acusándolo de violar los derechos palestinos. El líder de Hezbollah, Hassan Nasrallah, en una grabación de video, recibió con agrado la afirmación de Ahmadinejad de que Israel es ilegítimo y que debe dejar de existir.

Un portavoz del primer ministro israelí Benjamín Netahyahu declaró a la Voz de América que la visita de Ahmadinejad a la frontera muestra el “desafortunado hecho” de que Líbano es un “estado cliente de Irán”.

En Washington, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, expresó preocupación por el viaje de Ahmadinejad al Líbano, describiéndolo como provocativo.

XS
SM
MD
LG