Enlaces para accesibilidad

Maduro propone tarjetas de racionamiento

  • Voz de América - Redacción

Una mujer suena una cacerola al pasar frente a guardias nacionales bolivarianos en Caracas.

Una mujer suena una cacerola al pasar frente a guardias nacionales bolivarianos en Caracas.

La escasez sigue siendo la mayor queja de las mujeres venezolanas, y el presidente venezolana propone una versió electrónica de una vieja carta de racionamiento al estilo de Cuba.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, propuso este fin de semana una idea nueva para solucionar la escasez en su país: una versión moderna de una vieja carta de racionamiento al estilo de Cuba.

Se trata, dijo de una “tarjeta bancaria electrónica” con la que piensa acabar con “la especulación” y que servirá para la compra de 20 productos regulados y escasos.

Venezuela es golpeado por una aguda escasez de productos de primera necesidad, y en algunos lugares del país conseguir harina, mantequilla, aceite de cocina o leche se ha convertido en una verdadera odisea.

Hasta ahora, ese tipo de limitaciones se anuncia con carteles en los establecimientos comerciales, limitando la compra a dos tres productos por persona. Pero Maduro piensa modernizar el control.

"Es un sistema con una tarjeta bancaria electrónica para garantizarle a ustedes la satisfacción de todas las necesidades de las familias que trabajan, que permita acabar con los especuladores y bachaqueros", explicó el mandatario desde la Plaza Bolívar de Caracas.

El sistema aparentemente va a registrar la adquisición del producto y evitará que el mismo usuario adquiera el mismo producto, el mismo día, en otro expendio de alimentos.

El sábado, una marcha de las “ollas vacías” para protestar por la escasez fue detenida y limitada con un espectacular despliegue de la Guardia Nacional bolivariana, que exhibió tanques y miles de militares para tomarse las vías de acceso hasta el Ministerio de Alimentación, el objetivo de los manifestantes.

"Estoy aquí por la escasez. Porque no encontramos nada en los supermercados. No encontramos leche, harina ni café, y si sigo con la lista... no terminamos nunca. ¡Todo es el no hay, no hay, no hay!", se quejó Rosalía Rodríguez, una profesora de música de 60 años que participó en la manifestación.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG