Enlaces para accesibilidad

La vida continúa tras Luna sangrienta

  • Voz de América - Redacción

La llamada Luna sangrienta pasa detrás del pico del obelisco dedicado a George Washington, en la capital estadounidense.

La llamada Luna sangrienta pasa detrás del pico del obelisco dedicado a George Washington, en la capital estadounidense.

El fenómeno duró en torno a una hora, y por ejemplo se registró en la costa este de Estados Unidos a las 10:11 de la noche EDT. En Europa, pudo verse antes del amanecer del lunes.

Una Luna de sangre decoró la noche del domingo y madrugada del lunes, sin que haya sido nada más que un hermoso fenómeno astronómico que no acabó con el mundo como predijeron los fatalistas.

La Luna sangrienta fue resultado de un eclipse total de luna que se combinó con la llamada superluna.

Se trata de la primera vez que ambos sucesos coinciden desde 1982, y no volverá a ocurrir hasta 2033.

Cuando la Luna llena está en su posición más cercana a la Tierra, parece ligeramente más grande y brillante de lo normal, y tiene un tono rojizo.

Eso coincide con un eclipse total de luna, en el que la Luna, la Tierra y el Sol se alinean y la sombra de la Tierra oscurece por completo la Luna.

El fenómeno duró en torno a una hora, y por ejemplo se registró en la costa este de Estados Unidos a las 10:11 de la noche EDT. En Europa, pudo verse antes del amanecer del lunes.

XS
SM
MD
LG