Enlaces para accesibilidad

El rol crucial del metro de Londres

  • Al Pessin

El tren subterráneo de Londres trasporta 12 millones de personas al día, y se esperan 3 millones más durante los juegos.

El tren subterráneo de Londres trasporta 12 millones de personas al día, y se esperan 3 millones más durante los juegos.

El tren subterráneo está tomando las precauciones para recibir 3 millones de pasajeros adicionales a diario mientras duren los juegos olímpicos.

El famoso sistema de tren subterráneo de la capital inglesa, conocido como “Tube” (tubo), deberá jugar un rol crucial moviendo a la gente en la ciudad durante los Juegos Olímpicos.

Sin embargo, el sistema, que tiene casi 150 años, ya está lleno de gente y es propenso a sufrir fallas mecánicas y otros retrasos. Los trabajadores del tren subterráneo se están preparando para una de las horas pico más atestadas de gente en su historia.

Revisión masiva

Al entrar al metro de Londres, nunca se está completamente seguro de qué se podrá encontrar. Con 12 millones de pasajeros al día – y tres millones más que se esperan para las olimpiadas–, el Tube es un mundo en sí mismo. Los trenes salen cada pocos minutos, a veces a velocidades que se acercan a los 100 kilómetros por hora. El metro incluso tiene sus “esquinas culturales”.

En los últimos años, el Tube ha sido sometido a una renovación de 10 mil millones de dólares, mejorando sus estaciones y grandes segmentos de sus 400 kilómetros de vías.

La autoridad a cargo de que todo marche sobre ruedas durante las olimpiadas, Mark Evers, dice que gran parte del trabajo se ha enfocado en estar listos para los juegos.

“Hemos hecho todo lo posible para asegurar que tendremos un sistema confiable durante los juegos. Pero pueden ocurrir imprevistos. Lo que hemos hecho es asegurarnos de que tenemos personal a mano para enfrentar esos incidentes lo más rápidamente posible”, dice Evers. “Si perdemos una de las líneas que llevan al parque olímpico, tenemos otras diez líneas para mover a la gente. Así que tenemos confianza de que transportaremos al público”.

Un sistema elaborado

El sistema de tren subterráneo de Londres es amplio, con 11 líneas y 270 estaciones, y se conecta con docenas de otras líneas de trenes de superficie y servicios entre ciudades. Puede ser confuso, especialmente para la gente que nunca ha estado en Londres antes y que no habla inglés, como muchos de quienes asisten a las olimpiadas.

Uno de los miembros del comité organizador de las olimpiadas, Jonhatan Edwards, aconseja planificación, paciencia y tomarse tiempo extra para transportarse.

“Nadie piensa que esto va a ser fácil. Nadie piensa que no va a haber desafíos. Pero estamos trabajando para minimizarlos. Y, por supuesto, como siempre, confiamos en la cooperación, la paciencia y la buena voluntad del público en general”, afirma.

El parque olímpico está en Stratford, en la zona este de Londres, donde se ubica una de las más modernas estaciones del tren subterráneo. En ese punto se cruzan cinco líneas que por estos días tienen señales que le indican al público cómo dirigirse a los juegos.

Las autoridades del Tube han hecho lo que han podido añadiendo señales, tecnología y con entrenamiento del personal. Pero las renovaciones y la tecnología no pueden resolver todos los problemas.

Los retrasos menores son comunes y puede producirse también una avería mayor, una inundación o una falla eléctrica, como ha ocurrido en los últimos meses.

Y ni toda la preparación del mundo podrá garantizar que cada pasajero haga sus conexiones entre trenes correctamente.
XS
SM
MD
LG