Enlaces para accesibilidad

El luchador estadounidense Burroughs busca el Oro en Londres

  • Parke Brewer

Jordan Burroughs lucha contraAndrew Howe en las pruebas de selección para el equipo Olímpico estadounidense.

Jordan Burroughs lucha contraAndrew Howe en las pruebas de selección para el equipo Olímpico estadounidense.

Su página web personal y su perfil en la red social Twitter lo dicen todo sobre él. El atleta de lucha libre estadounidense Jordan Burroughs le ha puesto el ojo al primer premio de los Juegos Olímpicos de Londres este verano.

Solo hace falta ver lo que ya ha conseguido para darse cuenta de que le sueño de Burrough se compadece firmemente con la verdad.

Después de conseguir el título estatal de New Jersey cuando estaba en el instituto, pasó a luchar en la Universidad de Nebraska. Durante su tercer año, rompió el récord de “take downs”, con 117 de ellos en 19 luchas de dobles, ganó 17 veces frente a oponentes que estaban entre dentro de las listas de los mejores y de ahí partió a capturar el campeonato nacional universitario.

Burroughs fue imbatible durante su último año de Universidad, no sólo ganando el título nacional 36 a 0, sino también ganando el Trofeo Hodge al mejor luchador universitario del país.

Burroughs dice que su casi inmediata transición a la lucha libre a nivel internacional no ha sido difícil y lo atribuye a su confianza en sí mismo.

“Era el mejor de mi equipo en el instituto y el mejor en la universidad. Y para mí, simplemente he construido un nivel de confianza”, dice. “Cada vez que salgo ahí fuera espero ganar, así que la transición fue fácil para mí. Básicamente entreno muy duro todos los días. Solo quiero ser el mejor. Cuando estaba en la Universidad, quería entrenar par luchar con los mejores del mundo, no solo con los mejores del país”.
Borroughs ha subido en las categorías de peso según ha ido creciendo, pasó de los 61 kilos en el instituto a los 68, 71 y luego 74 en la universidad, categoría en la que competirá también en Londres.

No le costó trabajo posicionarse en la escena internacional. Ganó el campeonato del mundo el año pasado, convirtiéndose en el cuarto luchador estadounidense en ganar el título universitario y la corona mundial en el mismo año. A esa distinción le siguió ganar una medalla de oro en los Juegos Pan Americanos.

“He puesto tanto trabajo duro, tanto sacrificio, tanto compromiso, que solo espero ganar”, dice. “Para mí cuando haces las cosas bien, solo esperas ganar y las cosas se solucionarán solas”.

La primera vez que se le ocurrió participar en los Juegos olímpicosfue cuando vio al corredor estadounidense Michael Johnson ganar las medallas de oro en los 200 y 400 metros en los juegos de Atlanta en 1996.

“Fue algo enorme para mí, verle llevar los zapatos de oro puestos, y ser un héroe americano, fue genial para mí”, recuerda. “Estar en la portada la revista Sports Illustrated y tener todo tipo de patrocinadores y cajas de Wheaties (cereales), ha sido un sueño para mí. Los luchadores no tienen mucho reconocimiento nacional o mundial, pero yo quiero ser el que consiga ese tipo de reconocimiento para nuestro deporte”.

Burroughs, un agresivo atacante en la cancha, sabe lo que le costará ser la cara pública de la lucha estadounidense.

“Simplemente seguir ganando. Nada cuenta más que ganar”, dice. “Eso es lo más grande para mí. Salir ahí fuera y ganar el Oro en Londres este Verano, y definitivamente muchos más aficionados vendrán”.
Burroughs cree que sus competiciones de lucha más duras serán con los veteranos rusos e iraníes. Pero estará preparado para luchar con cualquier oponente que se ponga entre él y la medalla de oro.
XS
SM
MD
LG