Enlaces para accesibilidad

Lo que está en juego en EE.UU.


Demócratas y Republicanos luchan por el control del Congreso y el Senado.

Demócratas y Republicanos luchan por el control del Congreso y el Senado.

El oficialismo demócrata y la oposición republicana ingresaron a la recta final para las elecciones legislativas 2010 en Estados Unidos, con diferentes expectativas.

En medio de una cerrada competencia por la renovación parcial del Senado, más de la mitad de las gobernaciones y la totalidad del Congreso, el oficialismo se empeña en salvar la mayor cantidad de bancas legislativas posibles y al menos el control de una de las Cámaras.

La oposición, alentada por las encuestas, anticipa una amplia victoria en la Cámara Baja, en la mayoría de las gobernaciones estatales y no descarta ganar el Senado, aunque este extremo parezca menos probable, según los estudios de opinión.

El manejo de la economía, la creación de empleos –cuando la tasa de desempleo es de 9,6%- y la administración del gobierno son factores clave en el interés de los electores, que favorecen a los republicanos.

"Si ponemos gente nueva que haga lo que quiere el pueblo, quizás podamos mejorar las cosas", dice Sharon Klawender, de 70 años, quien vive en Kingston, una zona rural de Michigan, uno de los estados más afectados económicamente, como ejemplo de lo muchos electores piensan.

Renovación parcial del Senado

Se renovará algo más de un tercio del senado. Del total de 100 bancas, 2 por cada uno de los 50 estados de la unión.

En la actualidad, los demócratas tienen 59 senadores, y los republicanos 41. De estos totales, 17 bancas de senadores demócratas están en disputa y 20 de los republicanos.

De acuerdo con encuestas de las cadenas de televisión estadounidenses, solamente existe un 17% de posibilidades de que los Republicanos puedan ganar el control del Senado.

La totalidad del Congreso

La historia es diferente en el Congreso. En la Cámara Baja del parlamento estadounidense, la renovación es total. En la actualidad el oficialismo demócrata tiene 255 representantes y los republicanos 178. Para ganar la mayoría, los partidos deben conseguir 218 representantes.

Sin embargo, en la actualidad, sólo un 20% aprueba el trabajo del Congreso, reveló una encuesta de The Associated Press-GfK, que además demostró que el 50% de los votantes, dicen que respaldarán al candidato republicano en su distrito, contra un 43% que lo hará por un Demócrata. En este campo, los demócratas subieron.

De todas formas, todavía, un 61% considera que los republicanos ganarán el control del Congreso. Un 33% piensa que los Demócratas mantendrán el control.

Un 49% de los votantes, dijo además que quiere que su actual representante en el Congreso sea reelecto; pero un 44% desea elegir a alguien diferente.

Según las proyecciones actualizadas de Real Clear Politics, de acuerdo a varios estudios, los republicanos lograrían el control del Congreso, obteniendo en noviembre 228 bancas, mientras los demócratas ganarían 207.

Más de la mitad de las gobernaciones

Entre los gobernadores, los republicanos también lideran las preferencias. De los 50 estado, serán 37 los que tendrán elecciones para gobernador. Actualmente los demócratas tiene 27 gobernadores y los republicanos 23.

Pero según las estimaciones, tras las elecciones de noviembre ese balance se invertirá, y los republicanos ganarían el control de 29 estados, mientras los demócratas caerían a 21.

Incluso, el gobernador de Mississippi, Haley Barbour, ex presidente del Partido Republicano, dijo que “me decepcionaría no ganar las gobernaciones de 30 estados”.

El oficialismo demócrata por su parte, luchan por mantener sus bancas, enfrentando el descontento de los votantes con la gestión del gobierno del presidente Barack Obama.

Las últimas encuestas de The Associated Press-GfK, indican que el 54% desaprueba la gestión del presidente Barack Obama y sólo un 45% la aprueba. A la vez, el 59% piensa que el país va en la dirección equivocada y un 39% considera que va en la dirección correcta.

Pero la diferencia fundamental que los votantes expresan y que está marcando la diferencia, es que el 52% tiene una impresión favorable del Partido Republicano, según el sondeo de AP-GfK y un 44% tiene una impresión positiva del Partido Demócrata.

XS
SM
MD
LG