Enlaces para accesibilidad

Lluvia de estrellas


Una vista de la lluvia de meteoros de las "perseidas" compuesta por la combinación eventos captados en la estación Chickamauga, en el estado de Georgia.

Una vista de la lluvia de meteoros de las "perseidas" compuesta por la combinación eventos captados en la estación Chickamauga, en el estado de Georgia.

Durante todas estas noches el cielo ofrece un espectáculo que aunque renovado, este año se presenta con mayor intensidad.

Una lluvia de estrellas conocida como “lágrimas de San Lorenzo”, y que no son más que las “perseidas” se podrán ver hasta el 26 de agosto con mucha claridad al caer la noche en las Américas, especialmente en el hemisferio norte.

El fenómeno es seguido con particular atención tanto por astrónomos y científicos internacionales, como por los aficionados a la astronomía y aún aquellos que simplemente disfrutan de contemplar fenómenos estelares.

La "lluvia de estrellas" no es otra cosa que partículas de polvo cósmico, en su mayoría muy pequeñas, que al ingresar a la atmósfera a gran velocidad se encienden y al desintegrarse van formando trazos luminosos que las hacen aparecer como una "estrella fugaz".

En el caso de las “perseidas", se trata de los restos del cometa llamado 109P/Swift-Tuttle. Si bien el cometa se encuentra muy alejado de la Tierra, al punto de estar ubicado más allá de la órbita de Urano, en dirección a la constelación de Perseo, su cola de escombros se extiende a través de toda la extensión en el espacio hasta la Tierra.

"El momento para mirar será durante las horas de mayor oscuridad”, en particular “antes del amanecer”, recomendó Bill Cooke, de la Oficina de Medio Ambiente de Meteoroides de la NASA en el Centro Marshall para Vuelos Espaciales.

Para los más ansiosos, la espera no toma mucho tiempo, dicen los expertos, apenas “uno o dos por minuto" será suficiente por la cantidad de meteoros que es posible ver.

Otra recomendación útil es que “`para obtener los mejores resultados en la observación, hay que alejarse de las luces de las ciudades, porque si bien las perseidas más brillantes se pueden ver desde las ciudades, las ráfagas más espectaculares, compuestas por meteoros tenues y delicados, sólo se podrán observar en las zonas rurales".

Para quienes ya han tenido oportunidad de presenciar la “lluvia de estrellas” en noches pasadas, el fenómeno este año ha sido destacado como uno de los más espectaculares y se estima que se pueden observar aproximadamente unos 80 meteoros por hora a simple vista, en lugares alejados de la luz de la ciudad.

Si bien la visibilidad en el hemisferio norte será la mejor en esta oportunidad, los pobladores del hemisferio sur también podrán hacer observaciones destacan los especialistas.

XS
SM
MD
LG