Enlaces para accesibilidad

El G-8 lo piensa y Gadhafi actúa


La jefa de la diplomacia europea Catherine Ashton decidió enviar una misión del servicio diplomático de la Unión Europea a Bengasi.

La jefa de la diplomacia europea Catherine Ashton decidió enviar una misión del servicio diplomático de la Unión Europea a Bengasi.

Los países miembros del conglomerado del G-8 esperan adoptar una pronta resolución para detener la masacre en Libia.

El acuerdo entre las principales potencias mundiales para frenar las batallas entre las tropas y los rebeldes en Libia está cerca de una ratificación, según indicó el ministro de Relaciones Exteriores de Francia.

Alain Juppe aseguró que los ministros de Relaciones Exteriores de los países que integran el Grupo de los Ocho (G-8), reunidos en París son conscientes de que necesitan el respaldo del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para presionar al régimen de Moammar Gadhafi, y consideran también que las naciones árabes deberían participar en la respuesta internacional.

En declaraciones hechas a la estación de radio Europe-1, Juppe dijo que tal presión podría incluir el "reforzar las sanciones, decretar un embargo marítimo y supervisar una zona de exclusión de vuelos, aunque eso no sea una panacea".

Los ministros –con la ausencia de la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton– participan en diálogos sobre Libia, la crisis financiera posterior al terremoto de Japón y otros temas de urgencia mundial.

Por su parte, la jefa de la diplomacia europea Catherine Ashton decidió enviar una misión del servicio diplomático de la Unión Europea (UE) a Bengasi, en el marco de los esfuerzos de "planificación" para responder a la crisis en ese país, indicó el lunes su portavoz.

"Su objetivo es recoger información y evaluar la situación con miras a sostener la planificación de precaución que está en curso para responder a la crisis libia", dijo su portavoz.

China y Rusia se oponen a la demarcación de zona de exclusión aérea sobre Libia, que permitiría a las naciones evitar ataques aéreos sobre los insurgentes. Moscú prohibió no obstante al dirigente Muamar Gadafi y a su familia entrar en Rusia y llevar a cabo operaciones financieras.

"Si las fuerzas de Gadafi se encuentran en las puertas de Bengasi y no hay zona de exclusión aérea, es seguro que vamos a combatir", declaró Abdelhafez Ghoqa, portavoz del Consejo Nacional de Transición Libia (CNT) que representa a la oposición.

Gadhafi a la contra

El líder libio no sede ante la oposición y recrudeció los ataques en zonas previamente recuperadas por la oposición.

La televisión oficial de Libia reportó que las fuerzas leales de Gadhafi retomaron el control en Ajdabiya, la ciudad por la zona del este más cercana a Tripoli, la capital libia.

La semana pasada los rebeldes avanzaron hacia el oeste del país y se apoderaron de unos 200 kilómetros de territorio, sin embargo, no pudieron sostener el territorio luego de los efectivos ataques aereos, con tanques y armas sofisticadas de la armada libia.

XS
SM
MD
LG